Las confesiones de Manuel Figuera, quien fuera hombre de confianza de Maduro

Tras meses de silencio, el exjefe de Inteligencia venezolano habló sobre las prácticas de persecución política que están instaladas en Venezuela y el papel que tienen las guerrillas colombianas en el gobierno chavista.

Manuel Ricardo Cristopher Figuera (izquierda) fue nombrado por el presidente Nicolás Maduro (derecha) como director del Sebin en octubre de 2018. Tomada de Twitter

Cristopher Manuel Figuera, de 55 años, llevaba varios meses cuidando sus palabras. El exdirector del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), era hasta hace dos meses uno de los hombres de confianza del presidente venezolano Nicolás Maduro. Lo acompañaba en los eventos públicos y era, junto con Vladimir Padrino, quien le hablaba al oído.

Pero fue también una de las personas que lo traicionó el pasado 30 de abril.

Figuera es quizás el militar con más alto rango que le ha dado la espalda al gobierno de Maduro. Sin embargo, desde que fallara la insurrección militar de abril, en la que tuvo un papel vital, el general ha tenido que cuidarse.

Estuvo oculto durante dos meses en Bogotá y hace poco viajó a Estados Unidos con el objetivo de entregar información valiosa sobre la administración chavista. Unas verdades que le significaron, además, el levantamiento de las sanciones que Washington le había impuesto.

Puede leer: Maduro, ¿Sin control en el Sebin?

En entrevista con El País de España, Figuera hizo varias confesiones sobre lo que ha venido ocurriendo en Venezuela. Uno de los puntos claves de su conversación con el diario español tiene que ver con lo ocurrido el pasado 30 de abril, fecha que de acuerdo con algunos expertos quebró la estrategia de la oposición.

Figuera, quien fue el que ordenó la liberación de Leopoldo López ese día, confesó que la insurrección fracasa por la negativa del magistrado Maikel Moreno, del Tribunal Supremo de Justicia, de emitir una ley que apartara a Maduro del poder. 

"A todas las luces su ambición (la de Moreno) desmedida es un factor fundamental para que no terminara de cumplir lo que había prometido", dice Figuera, que aclara que fue él, y no Leopoldo López, quien ordenó que se adelantará la fecha de la operación por "motivos de seguridad".

Otro punto clave es la supuesta relación que mantienen las guerrillas colombianas con el gobierno venezolano. Según Figuera, la más activa en Venezuela es el ELN, que "ha hecho contactos con algunos mandos militares y los ha corrompido en la frontera". Según el militar venezolano los contactos de la guerrilla colombiana son con mandos medios y bajos, pues nadie en el alto mando militar "está de acuerdo" con relacionarse con estos grupos insurgentes. 

Le recomendamos: Estos son los puntos que Guaidó y Maduro discutirán en Barbados

"En algún momento, el ELN me mandó un mensaje para reunirse conmigo. Yo informé a Maduro y me dijo: “No me mandes eso por teléfono, lo vemos en persona”. Después, me dijo que él tenía una persona que los iba a atender, el almirante Rodríguez Chacín", afirmó Figuera en la entrevista.

En el caso de las FARC, según Figuera, dice que Jesús Santrich habría llegado a Venezuela para de ahí sacarlo a Cuba.

Sobre las persecuciones políticos, Figuera se defiende y dice que solo obedecía órdenes de Maduro. Incluso también las que tenían que ver con torturar a los enémigos del gobierno. 

"Se hacían persecuciones sobre todo en el aspecto político. Los derechos políticos están en cuestión en Venezuela, todo aquel que no esté de acuerdo con lo que establezca Maduro es señalado de enemigo. Se hacen persecuciones a través del espectro electrónico, las intervenciones telefónicas, perseguimiento en el terreno", afirmó el militar venezolano.

Le puede interesar: Guaidó dice que existen "las condiciones" para salida de crisis en Venezuela

Por otra parte, Figuera dice que el quiebre de los militares con Maduro no se ha dado por "miedo". De acuerdo con el militar, Maduro "tiene secuestrada a la cúpula militar con un mensaje disfrazado de patriotismo y de lealtades, de simbologías".

Sin embargo, Figuera se mantiene optimista. Dice que las negociaciones de Barbados entre los delegados de Juan Guaidó y Nicolás Maduro son "resultado" de lo ocurrido el 30 de abril, y cuestiona la versión de que esa operación fue un fracaso. 

"Hay cosas que están ocurriendo producto de ese amanecer, afirmó.

 

870347

2019-07-10T20:51:27-05:00

article

2019-07-10T20:57:46-05:00

alagos_86

none

redacción internacional

El Mundo

Las confesiones de Manuel Figuera, quien fuera hombre de confianza de Maduro

76

5456

5532