Sismo en México

Las dudas que dejó el colapso del colegio Enrique Rébsamen tras sismo en México

La directora del plantel habría construido, sin los permisos correspondientes, dos viviendas en la parte alta de la estructura. Entre los escombros se han encontrado 26 personas fallecidas, entre ellas 11 menores edad.

Foto: EFE

De las historias que se han conocido tras el sismo que sacudió a México el pasado martes 19 de septiembre, la del colegio Enrique Rébsamen se ha convertido en la más dolorosa. En ese centro educativo, ubicado en el sur de Ciudad de México, fallecieron 26 personas, entre ellas, 11 niños. Sin embargo, en las últimas horas se han conocido testimonios que indican que la tragedia pudo haber sido menor. 

En diálogo con Noticias Univisión, Horacio Espíndola, uno de los rescatistas que ha trabajado en esa zona de la ciudad, señaló: "Esto no debió pasar. No tuvo que haberse registrado ese número de niños muertos". Ese medio de comunicación reporta que en 2014 y 2015, a las directivas del colegio se les abrió investigación por violaciones al código de construcción.

Las observaciones hechas por rescatistas, militares e ingenieros que trabajan en lo que queda del Colegio Enrique Rébsamen, dejan ver que las obras de expansión del centro educativo que se hicieron en las últimos años quedaron mal y fueron las que provocaron que la tragedia aumentara.  (Lea: México canta y no llora)

Una vez finalicen las labores de búsqueda, rescate, y remoción de escombros, la directora de la escuela, Mónica García Villegas, tendrá que explicar algunas cosas a las autoridades. 

El ingeniero civil Alberto López Acevedo, explicó a Noticias Univisión que la estrucutra fue ampliada en los últimos años. Al parecer, de manera ilegal.  

“En una imagen de 2009 se ve obviamente un pequeño cuarto en la parte de la azotea, pero si nos vamos a imágenes de 2015 pues obviamente se ve ya una ampliación importante de ese cuarto. Y si nos vamos a 2016 se ve incluso una especie de roof garden’’, dijo el ingeniero.

Según reseña el Diario Reforma, en ese espacio ampliado "se construyeron dos viviendas propiedad de la dueña y directora del colegio, Mónica García Villegas, y su hermano Enrique". Además: Frida Sofía, la niña que se convirtió en símbolo de esperanza en México, no existe

Reforma va más allá e indica que "lo que se cayó, y dejó atrapadas a 37 personas, no fueron los salones de clase, sino las dos viviendas" que mandó a construir la directora de la escuela, Mónica García Villegas.

"Después del sismo, la estructura se veía como si sólo hubiera tenido un nivel, pues los pisos de arriba, los más pesados de la estructura, se desplomaron uno sobre otro hasta quedar como un sándwich", agrega Reforma. 

Las denuncias reseñan que las estructuras que fueron edificadas sobre la construcción original, tenían ventanas, puertas y techos hechos en acero. Además de pisos de mármol. Esos elementos aumentaron significativamente el peso de la construcción, lo que habría generado el desplome inmediato del colegio.  Para el ingeniero López, "es más que evidente que la estructura no estaba preparada para aumentar y resistir un nivel más".

GALERÍA:  México, entre héroes y supervivientes

El Diario Reforma indica que ese edificio administrativo" fue construido en dos etapas en los últimos 20 años, y tuvo al menos tres clausuras por presuntas irregularidades". 

Brigadas de rescate localizaron el cadáver de una mujer entre los escombros de la escuela Enrique Rébsamen, con lo que se elevan a 26 las víctimas mortales en este centro educativo colapsado por el terremoto del 19 de septiembre en la capital mexicana, informó este lunes la Secretaría de Marina.

El cuerpo de la mujer, que no ha sido identificada, fue encontrado 130 horas después del momento del terremoto, ocurrido a las 13:14 horas del martes pasado, en lo que fue el segundo piso del edificio, indicó.

"A las 16:14 horas se efectuó el hallazgo del cuerpo de una mujer adulta, iniciando el protocolo legal ante el Ministerio Público, con el fin de ser extraído", señaló la Marina en un comunicado.

Este hallazgo incrementó a 26 el número de víctimas mortales por el derrumbe del colegio Rébsamen, once menores y siete adultos. Además se rescataron con vida once niños.

La Marina confirmó que la búsqueda de indicios de personas vivas entre los escombros del colegio continuará hasta que se tenga plena certeza de que no queda nadie, ni siquiera fallecidos, entre las ruinas.

La cifra de muertos por el terremoto ocurrido en México ascendió a 320, 182 de ellos en la Ciudad de México, 73 en Morelos, 45 en Puebla, 13 en el Estado de México, 6 en Guerrero y uno en Oaxaca.