Las facturas de energía en Texas superan los US $17.000 tras la tormenta, ¿por qué?

Noticias destacadas de El Mundo

Pese a la interrupción de unos días en el servicio, los recibos de energía en Texas llegaron por cifras de entre US $2.000 y 17.000.

La pesadilla para los tejanos, afectados por la poderosa tormenta que paralizó su estado, no ha terminado. Luego de enfrentarse a las bajas temperaturas de -18C, a la escasez de agua potable y a la falta de electricidad, los ciudadanos de Texas ahora tienen que pagar abultadas facturas de energía, aunque el servicio estuvo interrumpido durante días y solo lo usaron de manera muy limitada.

Ty Williams, un ciudadano afectado por la tormenta, le señaló a la estación WFAA que el mes pasado la factura de energía de su casa, la de su casa de huéspedes y la de su oficina sumó US $660, pero ahora el recibo le ha llegado por US $17.000.

“¿Cómo diablos puede alguien pagar eso? Me refiero a que pasas de un par de cientos de dólares al mes… no hay manera alguna… no tiene sentido”, se quejó Williams.

Como Williams, miles de tejanos limitaron el uso de energía para ahorrar gastos, pero nada sirvió para evitar los escandalosos recibos.

Le recomendamos: Crisis en Texas: ¿Fue el Green New Deal el culpable del apagón en Texas?

¿Por qué las facturas son tan altas?

Primero, hay que aclarar que Texas es uno de los pocos estados del país que tiene una red de energía independiente y que esta no está regulada por el gobierno federal. Esto conduce a que los estados vecinos no puedan prestarle ayuda durante una crisis. Este es un primer problema.

Ahora, como el mercado no está regulado, los clientes pueden elegir entre dos planes: uno fijo y otro variable. El plan variable es atractivo para los clientes cuando hay buen clima, pues las facturas pueden llegar a ser más bajas que los de los planes de tarifas fijas. Sin embargo, cuando hay mal clima, el plan variable es una pésima opción, pues los proveedores aumentan el precio de la energía.

Durante la tormenta de la semana pasada, el suministro de energía de Texas no pudo satisfacer la demanda del estado. Esta situación llevó a la Comisión de Servicios Públicos de Texas, la cual regula las tarifas de los servicios públicos en el estado, a elevar los precios de la energía el pasado lunes. Esa decisión disparó el precio al 10.000 % y causó el aumento en las facturas.

Le recomendamos: Texas en crisis: ¿por qué se están cayendo los techos?

“Todo el mundo está a favor de la desregulación, y Griddy, como proveedor mayorista de electricidad, es el más desregulado que se puede obtener. Y esto solo demuestra por qué la regulación es importante. Porque, claro, a corto plazo es genial, pero luego surgen situaciones como esta en las que simplemente se sale de control”, le dijo Nicholas Milazzo, uno de los tejanos afectados, a The Washington Post.

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, anunció que está abriendo una investigación sobre los cortes de energía y los altos precios de las facturas. El alcalde de Houston, Sylvester Turner, le pidió al gobierno estatal que se encargue de las enormes facturas de electricidad, pues no era culpa de los residentes que el sistema de energía no pudiera hacer frente a la situación.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, comunicó el domingo que los reguladores de servicios públicos del estado prohibirán temporalmente a las compañías eléctricas facturar a los clientes o desconectarles el servicio de luz tras la mortal tormenta invernal que causó apagones generalizados en todo el estado. El suministro de energía ya se ha restablecido en gran parte de Texas, pero cerca de 15.000 clientes continuaban este lunes sin electricidad, de acuerdo con Poweroutage.us.

Le recomendamos: Un supermercado en Texas dejó a sus clientes llevar alimentos sin pagar por crisis energética

Comparte en redes: