Las inusuales protestas en Egipto contra el presidente Al-Sisi

Centenares de egipcios protestaron el viernes y el sábado por la noche en diferentes ciudades del país y en la emblemática plaza Tahrir, de El Cairo, para pedir la salida del presidente Abdel Fattah al-Sisi. Unas manifestaciones poco frecuentes en un país donde los actos contra el gobierno están prohibidos por ley.

Cientos de egipcios se manifestaron este fin de semana en contra del presidente, Abdel Fateh Al Sisi, en un país en el que las protestas están estrictamente prohibidas. EFE

Cientos de manifestantes ocuparon en la noche del sábado el centro de la ciudad de Suez, en Egipto, en un nuevo desafío a la prohibición de protestar contra el gobierno del presidente Abdel Fateh Al Sisi. Otro centenar se había manifestado también la noche del viernes, algo que no se presentaba desde 2016, y que fue severamente reprimido por la policía.  

(Le puede interesar: Egipto aprueba reforma para que Al sisi sea presidente del país hasta 2030)

"Había alrededor de 200 personas" en el centro de Suez el sábado, dijo a la AFP un manifestante de 26 años que pidió anonimato. Según el joven, la policía utilizó "balas de goma y gas lacrimógeno para dispersar a la manifestación. He visto personas heridas".

El viernes, según informan Organizaciones de Derechos Humanos, cerca de 250 personas fueron detenidas. Esto, en virtud de una ley de 2013 y a causa del estado de emergencia, todavía en vigor, que hace que las manifestaciones estén prohibidas en el país.

Como consecuencia, la policía usó gases lacrimógenos y desplegó agentes en la plaza Tahrir, en El Cairo, y el epicentro de las protestas de 2011 que pusieron fin al régimen de Hosni Mubarak.

 
 

¿Por qué se manifestaban?

Las manifestaciones del viernes fueron convocadas por internet por Mohamed Alí, un empresario egipcio en el exilio en España. Alí es un antiguo contratista con las Fuerzas Armadas de Egipto y recientemente ha publicado una serie de videos que se han difundidos en redes sociales como Facebook.

Desde septiembre sus vídeos, donde denuncia la corrupción del régimen militar de Sisi, se han hecho virales. Según el empresario, al-Sisi encabeza una trama de corrupción en el Ejército, que controla empresas que representan el 3% del Producto Interno Bruto del país.  Por eso, las consignas contra el presidente, en el poder desde 2013, fueron numerosas. “Al Sisi, lárgate” era el grito de los cientos de manifestantes que estaban reunidos en la emblemática plaza de la capital.

(Ver más: Egipto, después de la revuelta de 2011)

Según las denuncias, al-Sisi, su esposa y otros altos cargos del Gobierno se apropiaron de cerca de 13 millones de dólares que se habían facturado a la Administración durante la construcción de un hotel de lujo.

Sin embargo, la semana pasada al-Sisi negó estas acusaciones en una conferencia sobre la juventud y aseguró que es "honesto y leal" a su pueblo y al ejército. Por su parte, abogados egipcios han presentado una denuncia contra el empresario en el exilio por “alta traición” y “difundir noticias falsas para confundir a la opinión pública”, informó el diario El País.

 
 

¿Quién es Al Sisi?

Abdel Fateh Al Sisi encabezó el golpe que en 2013 derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi, y luego ganó por amplia mayoría las elecciones sin apenas oposición.

Bajo el régimen del general Sisi, convertido en presidente del país, las autoridades pusieron en marcha una amplia política de represión de los disidentes, con el encarcelamiento de miles de islamistas, pero también de activistas laicos y conocidos blogueros.

En la misma conferencia para la juventud en la que Sisi negó ser corrupto, también advirtió del peligro de manifestarse, una idea que se repite en su discurso, pues apela con frecuencia a la seguridad y a la estabilidad como principales objetivos de su régimen.

(Le puede interesar: Egipto: en donde las mujeres llevan las de perder)

La situación en Egipto hoy, sin embargo, contrasta con las dificultades que viven otros países de la región como Irak, Libia o Siria. Pero las medidas de austeridad económica que el gobierno impone desde 2016, en contrapartida a un préstamo de 12.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI), están alentando la inflación y también las protestas.

Aunque las protestas reunieron a unos pocos centenares de personas, son las primeras de importancia que se registran desde 2016. Por eso, ante la represión, la oenegé Human Rights Watch pidió este sábado "proteger el derecho" a manifestarse pacíficamente en Egipto y reclamó la libertad de los detenidos.

(Ver más: Al Sisi contra Al Sisi: el monólogo electoral de Egipto)

Otras organizaciones de derechos humanos que están prestando asistencia legal a los detenidos en las protestas calculan que más de 250 personas permanecen detenidas y algunas ya han pasado a disposición judicial, mientras que otras aún están a la espera.

Entretanto, al-Sisi salió el viernes rumbo a Nueva York, donde tiene previsto participar la semana que viene en la Asamblea General de la ONU. Cuestionado por la AFP, el gabinete del presidente no quiso hacer comentarios sobre las protestas.

*Con información de EFE y AFP

882356

2019-09-22T13:48:32-05:00

article

2019-09-22T13:51:38-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional

El Mundo

Las inusuales protestas en Egipto contra el presidente Al-Sisi

62

7105

7167