Las palabras que Trump vetó para tratar temas de salud

Son siete en total, entre ellas está "feto" y "transgénero". El gremio se manifestó en contra de la medida.

Quienes trabajan en el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos ya no podrán decir más expresiones como "feto", "transgénero", "diversidad", "vulnerable", "titularidad", "basado en pruebas" y "basado en datos científicos". ¿Por qué? Una orden emitida por la Casa Blanca así lo ordenó sin muchas justificaciones. 

Para reemplazar los términos de "basado en pruebas" y "basado en datos científicos" en el informe de presupuesto de 2018, el gobierno Trump ofreció expresiones como “CDC basa sus recomendaciones en datos científicos, así como considerando los estándares y deseos de las comunidades sociales”. Pero para las otras palabras no propuso nada.

Lea más: "America First": Trump centra su estrategia en el frente económico.

El 14 de diciembre, en medio de un resumen ejecutivo de 90 minutos, se les comunicó a todos los empleados de la CDC, el centro de sanidad pública más importante de Estados Unidos, la nueva regla. La reacción en común fue de "incredulidad", según relató el medio estadounidense The Washington Post.

La respuesta que dio Brenda Fitzgerald, directora de CDC, a través de su cuenta de Twitter, es: "Quiero asegurarles que no hay palabras prohibidas en CDC. Continuaremos hablando de todos nuestros programas importantes de salud pública" y continúa en otro tuit reiterando que "CDC, como una institución basada en la ciencia y la evidencia, sigue comprometido con la misión de salud pública".

Esta nueva política se alinea con decisiones pasadas de eliminar de la página web del Departamento de Salud información relacionada a la comunidad LGBTI o la forma en que otros despachos gubernamentales han replanteado la forma de expresarse sobre temas como la orientación sexual e identificación de género de una persona y el aborto. 

La duda está en vilo debido a que el CDC lidera investigaciones sobre enfermedades de transmisión sexual y, por otro lado, en los estudios recientes entregados sobre el Zika la palabra "feto" aparecía referenciada varias veces. 

Y no es solo con el tema de salud. En el gobierno de Trump, la Agencia para la Protección del Medioambiente ha vetado la información relacionada al calentamiento global y ha eliminado toda aquella que instruía sobre el cambio climático. Además, Estados Unidos, a principios de junio de 2017, pidió el retiro formal del país del Acuerdo de París, un pacto internacional para reducir las emisiones de gases de efectos invernaderos (Lea: Estados Unidos no ha pedido retirarse del Acuerdo de París de forma oficial). 

últimas noticias