Las reacciones del mundo por la violencia en Palestina

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos rechazó los más de 60 muertos que han dejado las protestas en Gaza y señaló que atacar de esta forma debería ser el último recurso. A esta posición se suman Turquía, Reino Unido y gran parte de la Unión Europea.

EFE

La situación en Gaza sigue caliente. La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció hoy que Israel ataca de una forma que "parece indiscriminada" y recordó que querer saltar o dañar una valla fronteriza (la de la Franja de Gaza) no justifica el uso de munición letal. 

"Parece que cualquiera puede ser asesinado o herido; mujeres, niños, reporteros, personal de primeros auxilios, si se acercan a más de 700 metros de la valla. Dispararon a un amputado doble, ¿que amenaza es un amputado?", afirmó el portavoz en Ginebra de la Oficina, Rupert Colville. "Parece bastante claro que se está matando de forma indiscriminada", agregó.

"El uso de la fuerza letal debe ser el último recurso, no el primero y debe responder a una amenaza a la vida. El intento de saltar o dañar una valla, o lanzar cocteles molotov no es claramente una amenaza de muerte", subrayó el portavoz.

Sobre las palabras de la ONU la portavoz de la cancillería israelí aseguró a Blu Radio: "Siempre condenan crímenes de Israel. Lo que estamos haciendo es tratar de asegurar que cada vez menos haya violencia contra nuestros civiles. Nosotros vamos a hacer nuestras investigaciones”.

(Le puede interesar: Entre llamados al diálogo, sube a 52 el número de muertos por enfrentamientos en Palestina)

Colville puntualizó que el hecho de que no había "amenaza real de muerte" contra el Ejército israelí se demuestra en el hecho de que solo un soldado israelí resultó herido leve.

"La comparación de cifras habla por sí sola", y citó que, según informaciones verificadas por la ONU, 58 personas murieron, entre ellas seis niños y un trabajador sanitario; y 1.360 personas resultaron heridas por munición letal, de las cuales 155 están en condición crítica y pueden morir en cualquier momento.

El Ministerio de Salud palestino eleva la cifra total de muertos a 60 y a 2.700 la de heridos, la mitad de ellos de bala o metralla.

Desde el 30 de marzo las diversas facciones palestinas han convocado manifestaciones semanales para reivindicar su derecho al retorno a las tierras de las que fueron expulsados o huyeron con la guerra y creación del Estado de Israel en 1948, que cumplió ayer setenta años.

Ayer, además, los palestinos se manifestaron contra la inauguración de la Embajada de EEUU en Jerusalén y en el marco de la Gran Marcha del Retorno.

"Hemos recordado en innumerables ocasiones a Israel las leyes internacionales y una y otra vez estás normas son ignoradas", denunció el portavoz.

Colville recordó que el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, ha definido lo que ocurre en Gaza como "muertes ilegales" porque en la Franja es un territorio ocupado por Israel, y es una violación de la cuarta Convención de Ginebra, el tratado que rige la actuación en zonas de conflicto.

(Lea: Mueren decenas de palestinos en protesta en la frontera con Israel)

Al mismo tiempo, Colville definió la situación en Gaza como de "pesadilla" dada la falta de camas de hospitales y de personal para tratarlos y denunció que "Israel una vez más no ha dejado salir de la Franja a palestinos heridos para obtener tratamiento en otro lugar".

El portavoz de la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), Jens Laerke, confirmó que Israel sigue "controlando" la salida desde Gaza y que la situación sanitaria es "una tragedia" dada la falta de capacidad para atender a "cientos de heridos" y que se están quedando sin materiales esenciales y se quedarán sin carburante en menos de una semana.

Tarik Jasarevic, portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), añadió que la capacidad de reacción de los hospitales de Gaza está en mínimos desde hace una década a causa del bloqueo israelí a la franja, y que una de cada cinco medicinas esenciales se han agotado y se necesitan urgentemente tanto antibióticos para tratar a los heridos como tratamientos para el cáncer.

(Lea también: Un video de trump y 40 muertos en Gaza, así fue el traslado de la embajada de EE.UU. a Jerusalén)

Según el recuento de la ONU, desde que comenzaron las protestas han muerto 112 personas, entre ellas 14 niños.

En conversaciones con Blu Radio la portavoz de la cancillería israelí aseguró que "el ejército esta protegiendo a los civiles israelíes y así vamos a continuar. Por eso nadie puede entrar y ejecutar los planes terroristas”. Además, agregó: "La responsabilidad es de Hamas que está utilizando a su gente en un juego de terror".

Reino Unido

Por su parte, otros gobiernos se han pronunciado al respecto. Uno de ellos fue el gobierno británico, quien pidió este martes una investigación independiente sobre la muerte el lunes de unos 60 palestinos por disparos del ejército israelí durante protestas en Gaza.

"Reino Unido respalda una investigación independiente sobre lo ocurrido", declaró Alistair Burt, secretario de Estado en Oriente Próximo y en el norte de África, durante una sesión de emergencia en el Parlamento británico.

Turquía

El mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, en un discurso realizado ayer declaró que "Israel está cometiendo un genocidio", y mandó sus condolencias a "los mártires" y "hermanos palestinos" que perdieron la vida. La reacción de Israel fue inmediata, pues el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sugirió hoy a Erdogan que no le de lecciones de moralidad, después de que ayer calificara de "Estado terrorista" a Israel, tras la muerte de 60 palestinos en Gaza en las protestas contra la Embajada de EEUU en Jerusalén.

Hace poco más de un mes ambos dirigentes protagonizaron otro rifirrafe, también a causa de la muerte de 15 palestinos en la divisoria durante la primera jornada de la Marcha del Retorno, cuando Erdogan calificó de "inhumano" el ataque del Ejército israelí, y Netanyahu respondió que no escucharía a quien bombardea "población civil indiscriminadamente".

Estados Unidos 

Estados Unidos es uno de los pocos que defendió públicamente al gobierno israelí y aseguró que los disturbios en Gaza no tiene ninguna conexión con el traslado de su embajada a Jerusalén y defendió la respuesta dada por Israel a las protestas.

La representante estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley dijo hoy al Consejo de Seguridad: "Aquellos que sugieren que la violencia en Gaza tiene algo que ver con el emplazamiento de la embajada de EE.UU. están sumamente equivocados". Luego, agregó: "¿Quién entre nosotros aceptaría este tipo de actividad en su frontera? Ningún país en esta sala actuaría con más contención que Israel". 

Según Haley, las protestas de este lunes van en línea con lo que ha hecho Hamás durante años y no guardan relación con el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén.

755794

2018-05-15T07:46:52-05:00

article

2018-05-15T10:44:13-05:00

alagos_86

none

-Redacción Internacional con información de agencias

El Mundo

Las reacciones del mundo por la violencia en Palestina

54

8057

8111

Temas relacionados