¿Cuáles son las razones de la movilización?

hace 7 horas
Cumbre del Grupo de Lima: tras bambalinas

Las tres cartas que Pence puso sobre la mesa en Bogotá

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, exploró tres cartas, “con escenarios bélicos”, para que “Maduro entienda que la del sábado fue la última vez que cruzó la línea roja”. Gobiernos de la región cerrarán el cerco a círculo íntimo de Maduro.

Juan Guaidó, autonombrado presidente encargado de Venezuela, y Mike Pence, vicepresidente de EE. UU.  / AFP
Juan Guaidó (izq), autoproclamado presidente de Venezuela, junto al vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence.EFE

Como es recurrente en las cumbres y eventos diplomáticos de alto nivel, lo transcendental ayer lunes de la XI Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Lima ocurrió por fuera de la agenda, tras bambalinas.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, sostuvo a primera hora un encuentro privado con el presidente colombiano, Iván Duque, y el autonombrado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó. De esta reunión estuvo informado, al minuto, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, por medio de su vicepresidente, Hamilton Mourao, presente en la cita.

Según le dijo a El Espectador una alta fuente en Washington, esa cita marcó uno de los dos objetivos estratégicos encomendados por Donald Trump a su importante emisario: uno de ellos, “presentarles a Brasil y a Colombia, las dos naciones directamente afectadas por la coyuntura venezolana, “tres escenarios que incluyen el uso de la fuerza para provocar la salida de Nicolás Maduro y, en consecuencia, medir el grado de compromiso de estas dos naciones hacia esa solución definitiva”.

“No estoy autorizado a dar detalles, pero el presidente (Trump) puso sobre la mesa tres alternativas concretas para salir de una buena vez de este problema (Maduro). Si bien le corresponde a toda la región determinar si seguimos dando paños de agua tibia a este problema o dar el paso definitivo, son Brasil y Colombia los que deben asumir el liderazgo en una solución definitiva”, anadió. Vea también: Las conclusiones a las que llegó el Grupo de Lima tras su encuentro en Bogotá

Según la fuente, Pence también viajó a Bogotá con el encargo de demandar de los países del Grupo de Lima “una posición coherente frente a una salida definitiva de Maduro en el poder” e hizo un pedido para que “adopten en la práctica acciones políticas y económicas concretas para asfixiar el entorno de Nicolás Maduro y los miembros de su círculo político y militar que lo sostienen”.

Un pedido que ya había planteado durante una gira regional en 2018, pero que no tuvo eco. Entonces, Pence propuso “adoptar actitudes firmes contra el régimen de Maduro, que destruyó la democracia y ha construido una dictadura brutal, que ha hecho de Venezuela un país pobre”.

Como entonces, son varios presidentes los que no respaldan el plan de Donald Trump. Entre ellos el colombiano, Iván Duque, quien se ha mostrado reacio a respaldar la propuesta estadounidense. Fuentes consultadas en Washington aseguran que “Duque se ha mostrado en contra de una intervención directa en la que Colombia tenga participación”.

Ayer, justo antes de dar inicio a la reunión en Bogotá, el canciller Carlos Holmes Trujillo insistía: “Colombia está solamente con la opción política y diplomática”. En el mismo sentido se pronunció el brasileño Mourao, quien afirmó que, “para nosotros la opción militar nunca fue una opción (...) abogamos por la no intervención”.

Dice la fuente en Washington que Pence fue claro con los asistentes a la reunión regional en que “ya es hora de encontrar una solución definitiva al problema, pues desde el año pasado se está intentando la salida diplomática y, según Pence, no se han conseguido muchos avances”. Le recomendamos: Cúcuta, entre la tensión y la calma

Al final del encuentro en Bogotá, el Grupo de Lima emitió una declaración en la que condenan al “régimen de Nicolás Maduro”, les piden a los militares reconocer a Juan Guaidó y plantea llevar a la Corte Penal Internacional a Maduro por no permitir el ingreso de la ayuda humanitaria el sábado.

Sin embargo, el punto que llama la atención es el que dice que la “transición a la democracia debe ser conducida por los venezolanos pacíficamente, apoyada por medios diplomáticos sin uso de la fuerza”.

Con la negativa de buena parte de la región para una acción militar, falta ver qué decisión toma Trump frente a la situación con Venezuela.

Lo que sigue

En los próximos días el plan será regresar a Juan Guaidó a Venezuela, pues señala la fuente que “lo importante es que Guaidó aparezca pronto en Caracas, pues un presidente en el exilio no le conviene a nadie”. El siguiente paso en el plan diplomático contra Maduro será “ahogar y perseguir a su círculo más íntimo con sanciones, así como ingresar la ayuda a través de golpes sorpresivos”, señalan fuentes consultadas por El Espectador.

 

 

841886

2019-02-25T21:00:00-05:00

article

2019-02-25T22:44:13-05:00

[email protected]

none

Cesar A. Sabogal R. / Washington

El Mundo

Las tres cartas que Pence puso sobre la mesa en Bogotá

55

5875

5930