Nueve mujeres mexicanas son asesinadas a diario, según la ONU

Las violaciones que desataron la ira femenina en México

Los días 10 de julio, 3 y 8 de agosto fueron reportados tres casos de violación de mujeres, una menor de edad, por parte de agentes de policía de Ciudad de México. En Jalisco también hay manifestaciones. Las mujeres en México protestan.

Estudiantes y padres de familia participan de una protesta por la ola de violencia sexual en Guadalajara. / EFE

Una joven de 17 años denunció haber sido violada por cuatro policías el pasado 3 de agosto en Azcopotzalco, al norte de Ciudad de México, después de salir de una fiesta. Según la denuncia, un grupo de agentes le ofrecieron llevarla a su casa en la patrulla, pero fue violada dentro del vehículo. El caso no se ha investigado. Tampoco hay imputados.

(En contexto: “No nos cuidan, nos violan”: Las protestas de mujeres contra policías en Ciudad de México)

Cinco días después el turno fue para una menor de edad, de 16 años, en el Museo de Archivo de la Fotografía, quien fue violada por un uniformado. El policía está detenido. Una indigente también señaló a miembros de la Policía como los responsables de haberla violado en un hotel de la colonia Tabacalera. Dos están detenidos y se suman a otros nueve que están tras las rejas acusados de abusos a mujeres.

La situación es grave y por eso centenares de mujeres se tomaron las calles mexicanas desde el viernes para denunciar esos abusos. Bajo la etiqueta #NoNosCuidanNosViolan, 300 mujeres protestaron ante la Fiscalía mexicana. De acuerdo con un informe oficial, de enero a junio de este año se recibieron 284 llamadas de emergencia sobre “incidentes de abuso sexual” solo en la capital mexicana.

 
 

(Ver más: El Metro de Ciudad de México: donde desaparecen y secuestran a las mujeres)

Nashieli Ramírez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Ciudad de México, señala en la prensa que las mujeres en México están en riesgo de ser víctimas de violencia de género en la calle, el espacio público y el transporte. Y revela que en los seis primeros meses de este año se presentaron 370 denuncias de violencia sexual en el país. Las cifras de Naciones Unidas son de miedo: nueve mujeres son asesinadas a diario en México. De acuerdo con cifras oficiales, entre 2011 o 2017 se registraron 18.961 defunciones femeninas con presunción de homicidio.

Ayer, las manifestaciones se extendieron a Guadalajara, capital de Jalisco, por el intento de violación que sufrió otra menor. De acuerdo con decenas de estudiantes que se tomaron las calles, “están cansadas de la inseguridad” alrededor de las escuelas.

(Le puede interesar: La ONU le pide a México tomar medidas urgentes para prevenir feminicidios)

El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Guadalajara, Jesús Medina, aseguró que las “jóvenes son víctimas de acoso y violencia sexual, al igual que de asaltos y desapariciones”. El lunes, una joven de 17 años denunció un intento de abuso sexual cuando salió de su colegio. Cuando acudió a denunciar, las autoridades retrasaron la apertura de la carpeta de investigación y aseguraron que su ropa era “escotada”.

Esa fue la gota que rebosó el vaso, pues Jalisco tiene una alerta por violencia de género y las autoridades e instituciones no toman medidas y siempre revictimizan a las mujeres. De las 7.000 personas desaparecidas en ese estado, la mayoría son jóvenes entre los 17 y 24 años, incluso niñas entre 11 y 16 años.

Desconfianza hacia las autoridades

Las mexicanas no confían en las autoridades. Las mujeres que se han atrevido a denunciar han sido revictimizadas y por eso muchas no denuncian. El Observatorio Nacional contra el Feminicidio ha estimado que un 60 % de los casos de feminicidio en el país quedan impunes.

(Puede leer: Colombiana es víctima de feminicidio en México, ¿qué se sabe hasta ahora?)

Por eso la Cámara de Diputados aprobó recientemente una reforma para que el feminicidio en México sea considerado delito grave y sea castigado con prisión preventiva. Si alguien es denunciado por violencia sexual el proceso penal lo deja en libertad, y la víctima queda a merced de su agresor. La idea de las diputadas que propusieron el proyecto es que los acusados queden detenidos durante el proceso y no puedan huir, evadir la justicia ni atacar a su denunciante.

 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que el 64 % de la población no confía en la Policía y considera que el proceso de denuncia es una pérdida de tiempo.

 

Y es por eso que muchas mexicanas han recurrido a las redes sociales para hacer su denuncia. El movimiento #MeToo, que se viralizó en este país en 2019, hizo que miles de mujeres denunciaran abuso y acoso sexual. La mayoría eran denuncias en el ámbito laboral y personal en México.

Las protestas siguen y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió diálogo a las manifestantes y que no dañen el patrimonio cultural. “Si se interviene con la Fuerza Pública se agrava el conflicto. Ahora imagínense el gobierno acusado de represor. No se resuelve nada por la fuerza”, expresó el presidente en conferencia de prensa al ser cuestionado sobre la manifestación del viernes pasado en la Ciudad de México.

(Le recomendamos: López Obrador descarta reprimir protestas feministas y pide diálogo)

“Me formé en el estudio y las lecciones de Gandhi, Mandela y Luther King. No creo en el uso de la fuerza como opción. El mal se enfrenta haciendo el bien”, expresó López Obrador, quien sostuvo que no encabeza “un gobierno autoritario”. Y aseguró que “hay que buscar el diálogo y el entendimiento” con los grupos feministas.

877317

2019-08-22T22:00:00-05:00

article

2019-08-22T22:00:01-05:00

[email protected]

none

- Redacción Internacional

El Mundo

Las violaciones que desataron la ira femenina en México

56

7791

7847