Le cancelaron una cita al yerno de Donald Trump

La familia Trump no está acostumbrada a los desplantes, pero este en particular se veía venir. El ministro de relaciones de Egipto fue el encargado de cancelar la cita. ¿Qué lo puso tan bravo?

AFP

Se acabó el idilio. Aunque nunca tuvo mucho futuro. Es como cuando los suegros no están contentos con una relación. Difícilmente puede el amor de la pareja sobrevivir a eso. Así le pasó al primer ministro de Egipto, Abdelfatah Al-Sisi, y a su homólogo estadounidense Donald Trump.  

En principio, Al-Sisi fue bien recibido en la Casa Blanca. Después de ocho años de distancia, durante el gobierno de Barack Obama, al fin conseguía arañar buenas relaciones con Estados Unidos. En abril pasado se conoció con Trump y ambos hablaron bellezas del otro.

Trump aseguró que quería estrechar las relaciones comerciales con ese país, pues allí veía mucho futuro, bajo el mando de Al- Sisi. Y el cariño de Trump fue correspondido. Al-Sisi dijo que Trum es un hombre “único” y que “es capaz de hacer lo imposible.  

También le puede interesar: "La masacre más grande de la historia de Egipto"

Pero sus intenciones de inmediato fueron mal recibidas dentro de su partido y en la comunidad internacional. Al-Sisi llegó al poder gracias a la aprobación de los militares que le dan un golpe de Estado a Mohamed Mursi, el primer presidente en ser elegido democráticamente desde 1952.

Las denuncias de violaciones a los derechos humanos durante su gobierno han despertado un rechazo generalizado con el que difícilmente la imagen política de otro mandatario podría lidiar.

En medio de la presión, Trump tuvo que cortar el principal regalo de su gobierno al de Al-Sisi: los dólares. El Departamento de Estado de EE.UU. debe retener el 15 % de los 1.300 millones de dólares que concede anualmente en ayuda militar a Egipto, es decir, 195 millones.

La condición para Al-Sisi es clara: si puede certificar que su Gobierno está haciendo avances en democracia y derechos humanos, según explicó una fuente oficial a Efe, volverá el dinero.

La ley, aprobada el pasado mayo, que restringe la creación de nuevas ONG, acota sus mecanismos de financiación y les prohíbe cualquier actividad considerada política, fue la gota que rebosó la copa y motivó finalmente la decisión de Trump.

Por su parte, el gobierno egipcio decidió cancelar la cita que tenía con Jared Kushner, el yerno del presidente y aseguró que lamente la decisión de Estados Unidos pues se constituye como una falta de comprensión.