Le contamos cuál es la polémica sobre el apodo que le puso Trump a Elizabeh Warren: Pocahontas

Ya es una costumbre del primer mandatario estadounidense usar apodos despectivos para llamar a sus oponentes políticos. "Pocahontas" es el más particular hasta la fecha. ¿De dónde viene?

Elizabeth Warren, senadora demócrata por Massachusets.AFP

Pocahontas puso su cabeza encima de la del inglés John Smmit, para salvarle la vida. Era hija de un comandante de los navitvos estadounidenses cuando, en el siglo XVII, llegaron los británicos a conquistar Estados Unidos. Smith había sido condenado a morir decapitado. La leyenda cuenta que Pocahontas fue su heroína, porque se enamoró profundamente. Después, los ingleses la secuestraron y, en cautiverio, la obligaron a convertirse al cristianismo. 

(Le puede interesar: ¿Por qué las viudas no quieren a Trump?)

Pues bien, durante un evento para honrar a los nativos estadounidenses que prestaron servicio durante la Segunda Guerra Mundial, el presidente Donald Trump dijo que Elizabeth Warren, senadora de Massachusets y activa senadora demócrata en la oposición al gobierno, era "Pocahontas", a manera de burla.

"Ustedes estaban aquí mucho antes de que ninguno de nosotros estuviera aquí", dijo Trump a los nativos presentes. "Aunque tenemos una representante en el Congreso que dicen que estaba aquí desde hace mucho tiempo. La llaman Pocahontas", continuó, lo que generó risas en el equipo del presidente.

De inmediato, Warren respondió en un comunicado: "Donald Trump continúa degradando la oficina de la Presidencia", señaló en un comunicado, subrayando que los navajo merecen "los elogios y la gratitud" de la nación. 

"Lo que Trump mostró hoy fue una vergüenza para nuestros valores y un insulto vergonzoso para los héroes de nuestra historia", concluyó. 

En todo caso, Trump loró lo que quería: encender la polémica acerca de los antepasados de Warren.

¿Es Elizabet Warren una americana nativa?

Ella ha dicho que sí, que e  las historias que le contó su mamá durante la infancia así lo demuestran. 

"Estoy muy orgullosa de mi herencia", dijo Warren a la cadena NPR en 2012. "Estas son mis historias familiares. Esto es lo que me dijeron mi mamá y mi papá. Es nuestra vida ". Según CNN, estas referencias a sus raíces nativas sí han jugado un rol decisivo en su carrera. Por ejemplo, en 1990, la Universidad de Harvad ascendió a Warren, quien entonces era profesora, al ser una "nativa americana".

Pero con los años este asunto se convirtió en un tema político. Durante la campaña al senado del 2012, la acusaron de haber mentido en ese sentido. 

"La profesora Warren afirmó que era una nativa americana, una persona de color. Y como pueden ver, ella no lo es", dijo su oponente en el momento, Scott Brown.

Ella no ha presentado pruebas de sus raíces, pero sí afirmó que, siendo niña, nunca había pensado en pedirle documentos a su mamá sobre las historias familiares: "¿qué niño lo haría?", aseguró. 

La semana pasada volvió el tema a la palestra pública cuando Brown le exigió una prueba de ADN para comprobar que es una nativa americana.

Warren, por su parte, insiste en que ella no ha hecho política gracias a su herencia y que este nunca ha sido un factor determinante en su carrera. 

 

últimas noticias