Líder opositor ruso, Alexéi Navalny, fue trasladado a hospital penitenciario

Noticias destacadas de El Mundo

El estado de salud del opositor, que según sus partidarios corre el riesgo de graves problemas cardíacos y renales que pueden provocar la muerte, genera mayor inquietud pues sobrevivió hace menos de un año a un envenenamiento por una sustancia neurotóxica.

El líder opositor ruso Alexéi Navalny fue trasladado a un hospital para reclusos en una cárcel cercana, informó este lunes el Servicio Federal Penitenciario de Rusia

“Una comisión de médicos (...) decidió el traslado de Navalny a una unidad hospitalaria para los condenados que se encuentra en el territorio de la colonia penitenciaria Nº 3”, indicó el servicio penitenciario de la región de Vladimir en un comunicado. “El Estado de salud de Navalny se considera satisfactorio actualmente. Es examinado diariamente por un médico terapeuta”, agregó. Según la misma fuente, “con el consentimiento del paciente, se le prescribió una terapia de vitaminas”.

Le puede interesar: ¿Quién es Alexéi Navalny, el activista que tiene en jaque a Putin?

El estado de salud del opositor, que según sus partidarios corre el riesgo de graves problemas cardíacos y renales que pueden provocar la muerte, genera mayor inquietud pues sobrevivió hace menos de un año a un envenenamiento por una sustancia neurotóxica.

Navalny dejó de alimentarse el 31 de marzo en protesta por las malas condiciones de detención y acusó a la administración penitenciaria de impedir el acceso de un médico y medicamentos pese a que sufre una doble hernia discal, según sus abogados. Sus médicos aseguraron el domingo que les impidieron visitarlo. Según él, también fue amenazado con ser alimentado por la fuerza.

La esposa de Navalny, Yulia Naválnaya, le visitó la semana pasada en la cárcel y alertó de que había perdido mucho peso y hablaba con dificultad. “Pesa 76 kilos, cuando mide 1,90. Después de mi cita con Alexéi estoy aún más preocupada por él”, señaló Naválnaya. “Nunca había visto un rostro tan escuálido, pero no tiene intención de rendirse”, dijo.

Le puede interesar: Sensibilidad en las manos y una hernia doble, empeora la salud del opositor Alexéi Navalny

El opositor, de 44 años, ha perdido 16 kilos desde que ingresó en prisión, el pasado febrero, y 9 desde que comenzó su huelga de hambre en protesta por la negativa de los servicios penitenciarios a ser examinado por un médico de confianza. Según el médico Yaroslvav Yashijmin, que atendió anteriormente a Navalny, los exámenes de sangre que se le practicaron al opositor el pasado día 15 mostraban “niveles de potasio catastróficamente elevados”.

”Un paciente con esos niveles de potasio debe hallarse en observación en una unidad de cuidados intensivos”, dijo Yajishmin al portal independiente Meduza.

La Unión Europea (UE) se declaró el domingo “profundamente preocupada” por la salud de Navalny. Los cancilleres del bloque iniciaron este lunes una reunión por videoconferencia para analizar el caso del opositor. Estados Unidos advirtió el domingo que habría “consecuencias” para Moscú si Navalny moría.

Le puede interesar: “Habrá consecuencias si Alexéi Navalny muere”: EE. UU. a Rusia

El opositor, que regresó en enero al país tras cinco meses de convalecencia en Alemania a raíz de un envenenamiento del que acusa al Kremlin, fue detenido inmediatamente y condenado a dos años y medio de cárcel por un antiguo caso de fraude, que Navalny denuncia como políticamente motivado.

Comparte en redes: