El Espectador le explica

Lo que sabemos de las órdenes ejecutivas de Biden para frenar la violencia de armas

Noticias destacadas de El Mundo

En los primeros tres meses de 2021 se han registrado por lo menos seis tiroteos masivos con cuatro o más muertos, por lo que la seguridad ha vuelto a estar en la conversación nacional. Este es es plan de Biden para enfrentar la violencia de armas.

El presidente Joe Biden emitirá varias órdenes ejecutivas con las que busca frenar la violencia armada en el país, luego de una serie de tiroteos masivos que cobraron la vida de por lo menos 18 personas en una semana. Cada nuevo ataque es un recordatorio de todos los demás: los tiroteos masivos aumentaron de 415 en 2019 a 611 en 2020, de acuerdo con Gun Violence Archive. Sin contar que la violencia con armas de fuego cobra la vida de cerca 40.000 estadounidenses cada año, según datos citados por la organización American Progress.

Le puede interesar: ¿Por qué Biden no podrá controlar el porte de armas?

Además de las nuevas medidas, se espera que el presidente anuncie la nominación de David Chipman como director de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) del Departamento de Justicia, según informó USA Today. Sin embargo, algunos analistas adiverten que su confimación podría verse bloqueada en el Congreso donde los republicanos del Senado han bloqueado a los posibles directores de la ATF. “La elección es exactamente lo que la ATF necesita después de seis años sin un director permanente”, dijo el senador Richard Blumenthal, demócrata de Connecticut y defensor de una regulación más estricta de las armas, al New York Times.

Los repúblicanos ya rechazaron las medidas. “El presidente Biden planea anunciar sus intentos de pisotear nuestros derechos constitucionales 2A por mandato ejecutivo (...) “Él es blando con el crimen, pero viola los derechos de los ciudadanos respetuosos de la ley. No lo toleraré. Y tampoco lo harán los republicanos de la Cámara. ¡Siga la Constitución!”, dijo El líder republicano de la Cámara, Kevin McCarthy, en su cuenta de Twitter.

En Estados Unidos, la Segunda Enmienda sirve como base legal para el “derecho del pueblo a poseer y portar armas”. La Ley de Control de Armas de 1968 (GCA), que regula a nivel federal, requiere que los ciudadanos y residentes legales tengan al menos 18 años para comprar escopetas o rifles y municiones. Todas las demás armas de fuego (pistolas, por ejemplo) solo se pueden vender a personas mayores de 21 años. Sí, hay algunas prohibiciones: los fugitivos, las personas consideradas un peligro para la sociedad y los pacientes internados involuntariamente en instituciones psiquiátricas, no pueden comprar armas de fuego, entre otras restricciones.

Pero con todo y esto, hay varias lagunas en la ley actual con respecto a la regulación y supervisión de la industria de las armas, lo que sin duda pone en riesgo a la población

¿Cómo pretende Biden reducir la violencia de armas?

USA Today informó que se trata de varias órdenes ejécutivas. La primera acción, según el medio estadounidense, dirigirá al Departamento de Justicia a proponer una norma en un plazo de 30 días para detener la proliferación de las llamadas “armas fantasma”. Este tipo de armas carecen de un número de serie, y en algunos casos, se pueden constriur fácilmente. En otras palabras, son difíciles de rastreas y no dejan de ser peligrosas.

Le puede interesar: Por primera vez en este siglo, la venta de armas disminuye

Una segunda medida sería regular los tirantes estabilizadores, accesorios que se pueden usar para hacere las pistolas más parecidas a rifles. De hecho, el sospechoso detrás del tiroteo en Boulder, Colorado, que dejó 10 personas muertas el 22 de marzo, usó una pistola Ruger AR-556, que parece y funciona como un rifle, pero no califica como uno según las leyes de armas del país.

Además de las órdenes ejectivas, el mandatario propuso en su paquete de infraestructura una inversión de 5 mil millones de dólares en programas de intervención de violencia comunitaria durante ocho años.

“Biden también ordenará al Departamento de Justicia que proporcione a los estados una propuesta de ley de bandera roja que permitiría a los tribunales ordenar la remoción temporal de armas de fuego a una persona que pueda ser un peligro para ellos mismos o para otros, y emitir un informe completo sobre el tráfico de armas de fuego”, informó Politico.

Los tiroteos masivos durante la administración de Biden

En los primeros tres meses de 2021 se han registrado por lo menos seis tiroteos masivos con cuatro o más muertos, por lo que la seguridad ha vuelto a estar en la conversación nacional. Un hombre armado con un rifle de asalto tipo AR-15 entró el 22 de marzo a un supermercado en Boulder, Colorado, y mató a 10 personas. El escenario se repitió en Atlanta donde un hombre mató a tiros a ocho personas en tres salones de masaje de la ciudad.

Comparte en redes: