Logro histórico de las empleadas domésticas en Paraguay: tendrán salario mínimo

El empleo doméstico en Paraguay logró una victoria histórica: el Gobierno promulgó una ley que instaura un salario mínimo para su profesión.

Paraguay aprobó este miércoles un salario mínimo para las empleadas domésticas. Un logro calificado como histórico.Imagen de referencia-Archivo

En América Latina el trabajo doméstico es realizado, principalmente, por mujeres. Y debido a la concepción de que esta es una actividad "natural" del género femenino se invisibilizó y no se ha remunerado como corresponde. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, esta es una de las actividades más discriminadas dentro del espectro laboral.

Por eso lo que pasó este miércoles en Paraguay tiene connnotaciones históricas. Luego de años de lucha, el Gobierno de ese país promulgó este miércoles una ley que instaura el salario mínimo para las empleadas domésticas, lo que les garantiza a partir de ahora, ingresos mínimos de 2.192.839 guaraníes mensuales (353 dólares).

Ver más: La miserable vida de las empleadas domésticas filipinas

Las empleadas domésticas en Paraguay y otros países de América Latina tienen los niveles más bajos de protección social y legal. Un reciente informe de Naciones Unidas señalaba que "la gran mayoría de las empleadas domésticas son campesinas que abandonan el campo para intentar conseguir trabajo en las ciudades, donde, a su vez, son contratadas por otras mujeres que tienen más recursos económicos. Muchas de ellas son niñas y adolescentes que comienzan a trabajar desde muy pequeñas, quedando así fuera de las aulas y sin que sus derechos estén protegidos".

Casi el 14% de las mujeres en la fuerza laboral de América Latina, o sea unas 14 millones, son trabajadoras domésticas remuneradas. En Paraguay este porcentaje es aún mayor, ya que –según fuentes de OIT– el 18% de las trabajadoras urbanas es trabajadora doméstica, siendo esta la ocupación que concentra el mayor número de mujeres que realizan tareas económicas.

¿Fin de la esclavitud?

"La esclavitud de las trabajadoras domésticas terminará con esta victoria", aseguró a Efe Kelly Agüero, portavoz del Sindicato de Trabajadoras del Servicio Domestico del Paraguay (Sintradespy).

La norma, que fue aprobada tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, permitirá a las empleadas del hogar cobrar el 100 % del sueldo mínimo y no un porcentaje inferior como percibían hasta ahora.

La propuesta legislativa logró el apoyo de los parlamentarios, frente a otros proyectos que solo reconocían el pago del 70% del pago del salario mínimo.
"Es un sueño que se ha hecho realidad", confesó Agüero, una de las líderes sindicales que ha encabezado esta reivindicación durante la última década.

La portavoz del Sintradespy defendió que la reglamentación de la ley no va a suponer un descenso en el nivel de empleo en el sector y puso en valor su importancia para recaudar impuestos.

Ver más: La difícil situación de las empleadas domésticas de la frontera EE. UU. y México

"Va a ayudar al Gobierno porque ya no va a ser una carga para el Estado cuando nos jubilemos", agregó.

Agüero destacó además que esta norma va a permitir "formalizar" una profesión en la que trabajan cerca de 230.000 mujeres y cuyos contratos son principalmente por horas.

Lograda esta conquista sindical, la portavoz señaló que ahora los esfuerzos se tienen que centrar en concienciar a las trabajadoras, especialmente de las áreas del interior del país, para que exijan su derechos laborales.

Ver más: Lo que su empleada doméstica quisiera decirle

En ese sentido, anunció que se reunirán con la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, para idear un plan para hacer llegar toda la información a las zonas rurales de Paraguay.

Agüero reconoció el "apoyo" que han recibido en los últimos meses por parte de "la ciudadanía y de la prensa" para lograr visibilizar su denuncia social.

El pasado 8 de marzo, encabezaron la manifestación del Día de la Mujer por las calles del centro de Asunción, levantando sus escobas, que se han convertido en un icono de sus reivindicaciones.

Las trabajadoras domésticas de Paraguay continúan con una lucha laboral que en 2015 ya les permitió que se aprobara por ley una jornada laboral máxima de ocho horas y el pago de las horas extraordinarias. 

México también reconoce esta tarea

Hace apenas un mes, el triunfo fue para los trabajadores de limpieza, cocineros, niñeras, jardineros, cuidadores y otros trabajadores del hogar del país. El 14 de mayo de este año, el Congreso votó por otorgarles derechos laborales básicos, como horas de trabajo limitadas y vacaciones con un salario mínimo, una victoria de suma importancia para un sector de la sociedad que históricamente ha sido marginado.

De acuerdo con la prensa local, esa legislación beneficiaría a más de dos millones de personas, la mayoría mujeres pobres que no hacían parte del mercado laboral. 

De acuerdo con la ley aprobada, quien contrate a una trabajadora del hogar debe hacer un contrato por escrito con todas las especificaciones como salario mínimo, seguridad social, servicios de salud, bonos y licencia por embarazo. Prohíbe a menores de 15 años trabajar en labores del hogar y limita el horario de trabajo a seis horas.

Para quienes viven en el hogar donde trabajan, establece la obligación de que cuenten con nueve horas consecutivas de descanso.

Un estudio publicado este año por la Organización Internacional del Trabajo reveló que nueve de cada diez trabajadores del hogar en México son mujeres y no cuentan con un contrato formal de empleo ni tienen acceso a servicios de salud. 

869099

2019-07-03T16:33:16-05:00

article

2019-07-03T16:33:16-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional

El Mundo

Logro histórico de las empleadas domésticas en Paraguay: tendrán salario mínimo

84

6286

6370

 

últimas noticias

Irán y EE. UU.: la guerra de los drones

Donald Trump y Boris Johnson, ¿mejores amigos?