Los corruptos se roban USD 2.6 billones al año en el mundo

Este sábado se conmemora el Día Internacional Contra la Corrupción, un delito que, según la ONU, frena el desarrollo económico y social en todas las sociedades.

De acuerdo al último reporte del Índice de Percepción de la Corrupción de la ONG Transparencia Internacional, publicado en enero de este año, el país más corrupto de la región es Venezuela.Agencia Anadolu

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que cada año los corruptos se roban unos USD 2,6 billones de dólares, suma que equivale a más del 5% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial. Adicionalmente se paga USD 1 billón en sobornos.

Además, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se calcula que en los países en desarrollo “se pierde una cantidad de dinero diez veces mayor que la dedicada a la asistencia oficial para el desarrollo”, por este mismo delito.

Es por esto que la ONU conmemora cada 9 de diciembre el Día Internacional Contra la Corrupción, con el fin de alertar sobre sus consecuencias y aunar esfuerzos para hacerle frente a esta infracción, que detiene el desarrollo económico y social de las comunidades.

En la víspera, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, señaló que “la corrupción perjudica a todos, pero los pobres y vulnerables son los que más sufren. Necesitamos unirnos contra esto; enfrentar la corrupción es enfrentar la pobreza misma”.

Claramente Latinoamérica y el Caribe no son ajenos a esta realidad. De acuerdo al último reporte del Índice de Percepción de la Corrupción de la ONG Transparencia Internacional, publicado en enero de este año, el país más corrupto de la región es Venezuela, ocupando la posición 166 de 177 países. Le siguen Haití (159), Nicaragua (145), Guatemala (136) y Paraguay (123).

Por el contrario, los cinco menos corruptos son Uruguay (21), Chile (24), Costa Rica (41), Cuba (60) y Brasil (79).

Odebrecht

Durante el transcurso de este año se conoció el mayor escándalo de corrupción que sacude a América Latina: Odebrecht.

Según estimaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos, la multinacional brasileña que por años representó el conglomerado más poderoso en ingeniería y construcción de la región, habría pagado sobornos por cerca de USD 788 millones en 10 países latinoamericanos y dos africanos.

Este entramado de corrupción ha salpicado a presidentes, líderes y candidatos políticos y empresarios de Brasil, Colombia, Venezuela, Ecuador, Argentina, Perú, República Dominicana, Guatemala, México, Panamá, Angola y Mozambique.

La corrupción impacta negativamente la educación, la sanidad, la justicia, la democracia, la prosperidad y el desarrollo.