"Los intereses en Oriente Medio se imponen sobre los Derechos Humanos": AI

La organización Amnistía Internacional (AI) criticó la indiferencia global ante la situación en Oriente Medio y lamentó que los intereses económicos de los aliados de los gobiernos de la región se impongan sobre la defensa de los derechos fundamentales. Hoy presentó su informe anual de DD.HH. en la región.

Hombres abandonan la ciudad de Al Baguz en un camión. Al menos 30 camiones con civiles salieron hoy de esta localidad Siria, el último reducto del grupo yihadista Estado Islámico.EFE

En la presentación en Beirut de su informe sobre Derechos Humanos en Oriente Medio y el Norte de África (MENA), la directora regional de AI, Heba Morayef, llamó a la "comunidad internacional a que actúe para terminar con esta situación, que cada vez se deteriora más".

"Los aliados de los gobiernos de la región dan la prioridad, no a los derechos humanos, sino a los negocios lucrativos, la cooperación en el ámbito de la seguridad y a los miles de millones de dólares que proporcionan la venta de armas", se señala en el informe.

Esta situación, agrega AI, "fomenta abusos y crea una atmósfera donde los gobernantes se sientes 'intocables y por encima de la ley'".

Entre los eventos del año pasado, AI subraya la reacción al "escandaloso" asesinato del periodista Jamal Khashoggi en octubre de 2018 en el consulado saudí en Estambul.

(Ver más: Pompeo: “Estados Unidos no está encubriendo el asesinato de .Khashoggi)

Hubo una protesta mundial sin precedentes, lo que llevó a Arabia Saudí a realizar una investigación y en un hecho poco habitual a Dinamarca, Finlandia Alemania, Holanda y Noruega a suspender la venta de armas a la coalición liderada por ese Reino, no así sus aliados, EEUU, Gran Bretaña y Francia, apunta la ONG.

El asesinato de Khashoggi "llevó a un puñado de estados más responsables a suspender la transferencia de armas a un país que lidera una coalición que comete crímenes de guerra y contribuyó a crear una catástrofe humanitaria en Yemen", afirmó Morayef.

Agregó que "se están gastando miles y miles de millones en destruir países. Si se hubiera dado eso a la población civil la situación hubiera sido diferente en la región", indicó.

El informe señala además que la represión contra la disidencia y la sociedad civil se intensificó en Irán, Arabia Saudí y Egipto en 2018, tres países "emblemáticos" en cuanto a la falta de respuesta internacional a las "violaciones desenfrenadas" de sus gobiernos.

(Le puede interesar: La trumpización de Oriente Medio)

Subraya que, pese a que Israel continúa cometiendo "gran número de violaciones" contra los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados, EE.UU. ha comprometido 38.000 millones de dólares en ayuda militar.

La ong, igualmente, lamentó que la negativa del Gobierno israelí a cooperar en la investigación de crímenes en Gaza no ha sido respondida por la comunidad internacional.

AI denunció también la situación en Irak, en Emiratos Árabes Unidos y Baréin y señaló que las autoridades jordanas, libanesas y palestinas también detuvieron a activistas por críticas a las autoridades o participar en manifestaciones.

"En MENA, casi sin excepción, los gobiernos han demostrado una intolerancia sorprendente a la libertad de expresión, asociación o reunión pacífica", afirmó Morayeb.

(Ver más: La guerra por el kilómetro que todavía domina el Estado Islámico en Siria)

AI señala, asimismo, que aunque las hostilidades disminuyeron en Irak y Siria, los niveles de sufrimiento de los civiles siguen siendo muy altos.

Además, en Siria, las fuerzas gubernamentales continúan cometiendo crímenes de guerra y contra la humanidad, mientras que Rusia y China obstruyen a que sus autores sean juzgados.

 "En todo Oriente Medio y el Norte de África, miles de personas que ejercían la disidencia y la crítica pacífica sufrieron vergonzosas violaciones de derechos humanos en una escala espeluznante a manos de gobiernos durante todo 2018, en medio del silencio ensordecedor de la comunidad internacional", recogía el informe de Amnistía.

En cuanto a la región del Magreb, el denominador común de la situación de derechos humanos en 2018 es la represión de la libertad de expresión y de manifestación, y la violación de los derechos de los emigrantes y refugiados, según resaltaron los miembros de Amnistía en Rabat.

"Hay que acabar con los atropellos que sufren la sociedad civil y los ciudadanos que se manifiestan de forma pacífica porque tienen demandas económicas y sociales", dijo Salah Abdelaui, director ejecutivo en la sección de AI en Marruecos.

841986

2019-02-26T13:58:52-05:00

article

2019-02-26T14:01:07-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional con información de EFE

El Mundo

"Los intereses en Oriente Medio se imponen sobre los Derechos Humanos": AI

74

5542

5616