Los "países de mierda" le dejan millones de dólares a EE.UU.

De acuerdo con expertos y estudios, los países que el presidente de Estados Unidos dicen que son "agujeros de mierda" generan millones de dólares a la economía de Estados Unidos

El presidente de EE.UU., Donald Trump. AFP

El presidente Donald Trump ha dado sobradas muestras de poca habilidad para manejar varios asuntos de la presidencia. Sin embargo, en lo que sí ha  dado evidencias contundentes es en ser un experto en desatar tormentas innecesarias.

La de esta semana causada por sus comentarios racistas. Según The Washington Post, el mandatario habría "agueros de mierda" a El Salvador, Haití y algunos países africanos. Periódicos como The New York Times reseñaron una conversación que Trump tuvo en el Despacho Oval con senadores y congresistas que quedaron muy sorprendidos con su lenguaje.

En la reunión, se estaba discutiendo una propuesta adicional a DACA  (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) aprobada por Barack Obama en 2012 y que él quiere terminar. Cuenta NYT que cuando Trump escuchó la propuesta de los legisladores que querían restaurar protecciones para los haitianos, el presidente dijo: "¿Por qué queremos gente de Haití aquí"?  

Según varios medios, Trump llamó "agujeros de mierda" a El Salvador, Haití y varios países africanos, y sugirió que preferiría recibir en EE.UU. más inmigrantes de Noruega en lugar de los de esas naciones, y aunque el gobernante negó haber usado esas palabras, admitió que empleó palabras "duras" sobre esas naciones. Sin embargo, el senador demócrata, Dick Durbin, confirmó las palabras despectivas de Trump. 

(Le puede interesar: Señor Trump, no es la migración)

Durbin confirmó que el presidente no solo llamó a esos países "agujeros de mierda" sino que también hizo otros comentarios ofensivos en el mismo sentido.

Inmigrantes africanos, más educados 

Un dato para el mandatario: los inmigrantes procedentes de los países "de mierda" generaron decenas de miles de millones de dólares a la economía estadounidense en 2015, según datos de varios informes. Estas naciones aportaron 58.000 millones de dólares a las arcas de EE.UU.

En concreto, los 128.790 trabajadores salvadoreños generaron 3.100 millones de dólares en 2015; los 15.257 haitianos unos 279 millones; y las naciones del África subsahariana un total de 55.100 millones de dólares, según datos del centro New American Economy.

El bloque africano -que excluye a Argelia, Egipto, Libia y Marruecos- aportó cerca de 15.000 millones en impuestos, de los cuáles 10.100 millones fueron a las arcas federales y unos 4.700 a los gobiernos estatales y locales, según el citado informe.

El estudio destaca también que los inmigrantes africanos cuentan con niveles de educación más altos que la población en general de los EE.UU., con un enfoque particular en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

De hecho, el 40 % de los inmigrantes africanos tiene al menos una licenciatura, lo que los hace un 30 % más propensos a alcanzar ese nivel de educación que la población estadounidense.

Por otro lado, las principales industrias en las que trabajan los inmigrantes de El Salvador y Haití son la construcción, restauración, servicios de jardinería y guardería infantil, según un estudio del Center for American Progress (CAP).

Además, el análisis muestra que si los salvadoreños, haitianos y hondureños (beneficiaros del Estatus de Protección Temporal, TPS) fuesen eliminados de la fuerza laboral estadounidense, el país perdería 164.000 millones en producto interior bruto (PIB) durante la próxima década. 

Aunque la indignación sea casi general, con este tipo de comentarios, Trump gana respaldo de su base electoral. "Si no son países de mierda, ¿por qué no se quedan ahí sus ciudadanos", salió a respaldar al presidente Tomi Lahren, estrella de la ultraderecha.

Ann Coulter, una columnista de ultraderecha también afirmó en Twitter que lo único que se podía debatir era si son países de mierda o naciones de mierda. "¡Anuncio la apertura de Aerolíneas de Mierda —un billete de avión de ida, gratis, para regresar al país que queráis!", continuó mofándose Coulter.

Un resumen de las investigaciones de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina, publicado por The New York Times, encontró que los inmigrantes se integran en la sociedad de Estados Unidos muy bien. El grueso de la evidencia muestra que tienen un efecto muy positivo en el PIB del país, al tiempo que tienen muy poco peso en los salarios en general. 

*Con información de EFE y AFP