Los países que se negaron a recibir más de 600 migrantes en el mediterráneo. ¿Por qué?

Pese a que la responsabilidad inicial era de Italia y Malta, quienes rechazaron el barco en sus puertos, la comunidad europea no mostró indicios de querer recibir a los cientos de migrantes rescatados.

AFP

Italia y Malta han rechazado el desembarco de 629 migrantes rescatados en el mediterráneo por el barco "Aquarius", el cual podrá llegar a España en las entre el viernes y el sábado por decisión del presidente Pedro Sánchez. Según miembros de la comunidad europea era su obligación por la cercanía de sus costas con el barco. La decisión del nuevo gobierno italiano, creado por el Movimiento 5 Estrellas y La Liga Norte, no sorprende, teniendo en cuenta que toda su campaña electoral promovieron endurecer las medidas contra este tipo de situaciones. Matteo Salvini, promotor de este proyecto, tuvo su primera oportunidad y cumplió la promesa.

Italia, que desde 2013 vio desembarcar en sus costas a unos 700.000 migrantes, siente que durante la crisis migratoria la dejaron sola en el manejo de esta situación sin ninguna ayuda de sus socios de la Unión Europea. No obstante, Salvini aseguró que el país prestará dos de sus barcos para transportar en buenas condiciones a las personas hasta llegar a España.

(Le puede interesar: España decidió la suerte de barco con migrantes varado en el Mediterráneo)

 

Francia reaccionó inmediatamente a través de su presidente, Emmanuel Macron, quien denunció el "cinismo e irresponsabilidad del gobierno italiano, pues, según el derecho marítimo, en caso de peligro, la costa más cercana tiene la responsabilidad de acoger". 

"Si Francia fuera la costa más cercana, podría atracar" en Francia, en "respeto al derecho internacional", añadió el mandatario, que saludó la valentía de España que propuso acoger a la embarcación, según el vocero.

Después de 36 horas de confusión sobre el destino de estos migrantes rechazados por Roma y La Valeta, los dirigentes de Córcega, una isla francesa del Mediterráneo, propusieron el martes acoger el navío, pero poco después los planes cambiaron y apuntaron hacia España. 

"Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer 'un puerto seguro' a estas personas", indicó el gobierno español en un comunicado.

El flamante ministro español de Relaciones Exteriores, Josep Borrell, estimó que los europeos deben hacer frente "de una forma solidaria y coordinada a un problema que es de todos, y no un año de Grecia, el año siguiente de Italia".

"Italia ha recibido un flujo enorme de inmigrantes y no ha habido hasta ahora mucha solidaridad por parte de los demás países europeos", añadió el expresidente del Parlamento Europeo.

En Valencia, las autoridades se preparan para la llegada de los migrantes. "Se está preparando todo para que haya una acogida lo más razonable posible, lo importante es que esté todo coordinado, que haya un cierto horizonte para estas personas", indicó el presidente de la región de Valencia, el socialista Ximo Puig.

Una vez que desembarque a los 629 migrantes, el "Aquarius" retomará sus misiones de rescate en el Mediterráneo en nombre del "derecho marítimo internacional" y del deber de "asistencia a las personas en peligro", aseguró el martes la directora de la ONG que lo fleta.

"Se ha encontrado una solución" con España, pero "los rescates continuarán y es imperativo que los Estados europeos hablen entre ellos para encontrar soluciones aceptables", dijo a la AFP la directora general de SOS Méditerranée, Sophie Beau.

En dos años, el "Aquarius", un buque alemán de 77 metros fletado, ha rescatado a cerca de 30.000 personas en el Mediterráneo.

793854

2018-06-12T09:52:20-05:00

article

2018-06-12T09:57:23-05:00

alagos_86

none

-Redacción Internacional con información de agencias

El Mundo

Los países que se negaron a recibir más de 600 migrantes en el mediterráneo. ¿Por qué?

91

4067

4158