Los primeros 100 días de gobierno de AMLO en México

El mandatario izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, presentó este lunes un informe sobre la primera parte de su gestión. Aunque remarcó las promesas que hizo en campaña para potenciar el país, pasó por alto las inquietantes cifras de violencia que azotan a México y que no ha logrado contrarrestar.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pronunció su mensaje de 100 días de su gobierno, en Palacio Nacional de Ciudad de México. EFE

El presidente de México, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, presentó este lunes un informe por sus primeros 100 días de mandato en el que reiteró su férreo convencimiento de que cumplirá con sus promesas para desarrollar el país.

"Vamos a seguir construyendo entre todas y todos la bella utopía, y a seguir caminando este gran ideal de una patria nueva, libre, justa, democrática y fraterna", indicó el líder de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) desde Palacio Nacional.

Acompañado de miembros del Ejecutivo, legisladores, magistrados del Supremo y gobernadores estatales, el mandatario dio una alocución que, más que un balance de 100 días de gobierno, fortaleció un discurso ya consabido sobre muchas de sus promesas.

A lo largo de una hora y diez minutos ha puesto énfasis en los programas sociales que han de cambiar la cara a México y lograr la llamada cuarta transformación del país, después de la Independencia, las reformas liberales del siglo XIX y la Revolución mexicana.

(Ver más: López Obrador, el presidente más popular de México en 25 años)

"Vamos a convertir México en una potencia económica con dimensión social porque tenemos muchos recursos naturales y un pueblo honesto", indicó.

Sobre los programas sociales, como la pensión universal a adultos mayores, aseveró que persistirá hasta el fin de las consecuencias: "Aunque nos quedemos sin camisa, aunque pasemos de la austeridad republicana a la pobreza franciscana", remarcó.

Lanzó un especial agradecimiento a la clase empresarial, que aseguró que se ha sumado a su proyecto de nación, pese a los rifirrafes existentes.

Este mismo lunes, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) destacó aciertos, pero también muchos errores, desde que López Obrador asumió la Presidencia, el pasado 1 de diciembre.

Especialmente en el plano económico con la cancelación del multimillonario nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) o el fin de la reforma energética, ambos impulsados por su antecesor, Enrique Peña Nieto.

"La economía afortunadamente está en marcha, crece poco pero no hay ni asomo de recesión como quisieran nuestros adversarios y conservadores, o como pronostican con mala fe sus analistas. Se van a quedar con las ganas", remarcó el líder izquierdista.

(Le puede interesar: México le pide a Venezuela no caer en la "tentación del uso de fuerza")

Y aceptó el "reto" de crecer al 4 % durante su sexenio, un pronóstico complejo según expertos, que estiman que este año México crecerá en torno al 2 %.

La lucha contra la corrupción y en pro de la austeridad aportará a las arcas públicas unos 700.000 millones de pesos (unos 35.934 millones de dólares) este año al presupuesto público, consideró.

Ello al evitar "fugas" por corrupción, unificar adquisiciones del Gobierno federal y por el plan de austeridad existente.

Destacó que hasta el momento se han impulsado importantes reformas constitucionales como la que considera delito grave la corrupción, el fraude electoral o el robo de combustible.

López Obrador sostuvo que la cuarta transformación no requiere de una nueva Constitución y dijo que antes de mediados de 2019 se habrán sentado todas las bases.

El mandatario también subrayó la relación "cordial" que mantiene con su homólogo estadounidense, Donald Trump. "No se usa un lenguaje acusatorio o ríspido", remarcó.

Sostuvo que su Gobierno "no está a favor del uso de la fuerza para contener la migración" sino de "atender las causas" que la originan.

(Ver más: La criticada estrategia del gobierno de México contra el robo de gasolina en México)

Y sin hacer referencia explícita a la crisis de Venezuela, reiteró que la posición del Gobierno mexicano en el terreno internacional pasa por respetar la "autodeterminación de los pueblos" y el respeto a los derechos humanos.

La falta de autocrítica se evidenció especialmente al hablar de la violencia que azota el país y que no ha logrado aplacar en sus 100 días de mandato.

Confió en la naciente Guardia Nacional para la reducción de homicidios dolosos en México, que en 2018 llegó a un nuevo récord con 33.341 casos.

"Permitirá proteger a la gente y se reducirá sustancialmente el número de homicidios, robos, secuestros y otros delitos", dijo el presidente sobre este organismo que sumará militares, marinos y Policía Federal.

(Ver más: Estados mexicanos ratificaron Guardia Nacional propuesta por AMLO)

Según datos oficiales, entre enero y noviembre de 2018 hubo 91,3 homicidios diarios, mientras que entre noviembre pasado y marzo de 2019 ha habido 88,2 asesinatos por día.

No obstante, estas cifras contrastan con otras emitidas por la prensa, lo que ya le ha valido críticas. "Imparable", remarcaba este lunes una viñeta del diario Reforma, en la que un esqueleto con guadaña exclamaba: "Nosotros tenemos otros datos".

Ulises Flores, profesor de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), dijo a Efe que el líder izquierdista buscó en este informe "mantener la credibilidad" ante la ciudadanía, si bien algunas de sus promesas, como el combate a la inseguridad, no "empatan con la realidad". "Hay todavía un clima de violencia que (el Gobierno) ha matizado sin llegar a puntos claros", concluyó el experto.

844379

2019-03-11T16:58:07-05:00

article

2019-03-11T16:58:07-05:00

alagos_86

none

- EFE

El Mundo

Los primeros 100 días de gobierno de AMLO en México

53

7302

7355