Iván Duque es el nuevo presidente de Colombia: Marta Lucía Ramírez, su vicepresidenta

hace 4 horas

Los tiroteos masivos con más afectados en Estados Unidos

Desde del atentado de Orlando en junio 2016, hasta el de 1 de octubre 2017 se produjeron en Estados Unidos más de 500 tiroteos. Más de uno al día.

Varios policías trabajan en el lugar donde se produjo un tiroteo en Las Vegas el 1 de octubre 2017.EFE; Paul Buck

Cuatrocientos setenta y siete días después de la peor matanza masiva en Estados Unidos, que se produjo en 12 de junio 2016 en una discoteca gay en Orlando, el pasado se volvió a repetir. Esta vez la masacre de Las Vegas, Nevada, el 1 de octubre 2017, con más de 60 muertos y más de 500 heridos se convirtió en más grande masacre en la historia de Estados Unidos.

Durante esos últimos 15 meses ocurrieron más de 500 tiroteos en Estados Unidos, según el archivo de gunviolencearchive.org. Más de uno al día.

Mientras que los incidentes se reparten a lo largo y ancho del país, todos los atentados que cuentan con un número elevado de fallecidos y heridos tienen algo en común: casi todos estallaron en salas de discotecas, restaurantes, conciertos, fiestas privadas o bares.

Once segundos eran suficientes para herir a 28 personas el pasado 1 de julio 2017 en el concierto de un rapero en Little Rock, Arkansas. Según fuentes de la Policía local, dos bandas se enfrentaron en el club y empezaron la disputa, dejando a víctimas y vidrios rotos en el suelo.

En Phenix City, Alabama, la policía llevó a un hombre al hospital con una herida de bala en la cabeza el pasado 28 de mayo de 2017. Mientras le interrogaron en el centro, llegaban poco a poco once personas más que resultaron heridas. Todos contaron el mismo recorrido: desde una fiesta privada de la ciudad hasta el hospital.

Hasta el día del 1 de octubre, el tiroteo más grande de Estados Unidos en 2017 se produjo el pasado 26 de marzo de 2017 en una discoteca en la ciudad de Cincinnati, en Ohio. El incidente ocurrió en una fiesta que se celebró en un grande almacén con 200 personas de las que dos personas fallecieron y 16 resultaron heridos. Según investigaciones, varias personas abrieron fuego. No fue la primera vez que eso pasara en el club Cameo. En 2015 hubo un incidente y en septiembre 2016 otro tiroteo en el parqueadero del club.

Todos estos acontecimientos ocurridos en Estados Unidos en 2017 narran los hechos con el mayór número de personas involucradas y afectadas, sin embargo, hubo muchos más tiroteos. Pero no son casos sueltos, sino que se trata de incidentes que se vuelven a repetir cada año, cada mes y cada semana.

(Le puede interesar: ¿Qué gana el Estado Islámico al adjudicarse el atentado en Las Vegas?)

Más de cincuenta personas celebraron alegremente una fiesta de cumpleaños, cuando varios hombres comenzaron a pelearse el pasado 15 de octubre 2016, en un restaurante jamaicano en California, Los Ángeles. “Quizás fueron asuntos de negocios y transacciones”, adivinó el sargento de la policía local, y añadió que “tres hombres salieron del restaurante y luego volvieron con armas y comenzaron a disparar. Otros hombres respondieron la disputa y algunos comensales, que se encontraron en el medio resultaron, heridos por las balas”. El tiroteo dejó a 4 muertos y 11 heridos. No fue el primer tiroteo en ese local, en 2011 se registró otro incidente.

El pasado 4 de septiembre de 2016, varios disparos se emitieron en una discoteca en el Estado de Virginia donde una persona falleció y otras diez resultaron heridas.

Justo un mes después de la masacre de la discoteca gay de Orlando, se produjo otro tiroteo en el Estado de Florida. En una fiesta de adolescentes que se celebró el 25 de julio 2016 hubo varias balas de fuego que mataron a dos jóvenes y dejó a una decena herida. Las víctimas más jóvenes tenían solo 12 años de edad.  

La matanza de Orlando, que se produjo hace 477 días, el 12 de junio 2017, fue el peor tiroteo masivo provocado por una sola persona en Estados Unidos, hasta ayer. Omar Mateen de 29 años, juró su lealtad al Estado Islámico, mató a 49 personas y dejo a unas 53 heridas en una discoteca gay. Fue la peor masacre contra el colectivo de LGBT a lo largo de la historia de Estados Unidos, y el segundo atentado terrorista con más víctimas, después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.