Luis Almagro califica de "cortina de humo" los juicios militares a civiles en Venezuela

Mediante una videollamada al Parlamento venezolano, el secretario general de la OEA condenó los hechos. Los enjuiciamientos, aseguran los denunciantes, son un intento del Nicolás Maduro por desactivar las manifestaciones.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, condenó este martes los juicios que tribunales militares venezolanos llevan a cabo contra civiles, durante una videollamada al Parlamento de mayoría opositora.

Almagro acusó al presidente Nicolás Maduro de "recurrir a la jurisdicción militar" para procesar a manifestantes pacíficos, como lo hacen las "dictaduras", debido a que no cuenta con autorización de la Fiscalía para acusarlos en la justicia ordinaria.

Según la oposición y la ONG de derechos humanos Foro Penal, decenas de civiles están siendo presentados ante tribunales militares en el marco de protestas contra Maduro iniciadas el pasado 1 de abril.

Al menos 73 personas han sido enviadas a prisión, dijo este martes ante el Legislativo Alfredo Romero, director de Foro Penal.

Los enjuiciamientos, aseguran los denunciantes, son un intento del mandatario por desactivar las manifestaciones, que han dejado 36 muertos y cientos de heridos.

Romero indicó a la AFP que los acusados enfrentan cargos como "incitación a la rebelión", pese a que muchos fueron detenidos por supuestamente saquear comercios durante las protestas.

En su videollamada, Almagro rechazó además la decisión del mandatario de iniciar el retiro de Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA), calificándolo como "una cortina de humo para ocultar el hecho de que el gobierno venezolano ya no adhiere a los principios democráticos".

Maduro asegura que la oposición fomenta "actos terroristas" a través de las manifestaciones para darle un golpe de Estado.

La intervención del diplomático, transmitida en las pantallas del Palacio Legislativo, se produjo después de que los asambleístas votaran un acuerdo que considera que los tribunales militares "usurpan" las atribuciones de la justicia civil, "violando los derechos humanos".

El Parlamento anunció que acudirá a la Fiscalía para exigirle que garantice los derechos procesales de los civiles ante la jurisdicción penal militar. 

También denunciará estos casos ante la Organización de las Naciones Unidas, entre otros organismos internacionales.