Lupe Valdez, la sheriff latina y lesbiana que podría gobernar Texas

Con su candidatura los demócratas esperan conseguir hasta el 75% de los votos hispanos del estado.

Valdez espera mantener a su novia alejada de la campaña para evitar que se vea envuelta en protestas.Getty

Con la candidatura de Valdez se espera se aumente el resgistro del los votantes latinos para los demócratas, quienes consiguieron un apoyo entre el 55% y el 65% en las elcciones pasadas.

Guadalupe Valdez, más conocida como la Sheriff Lupe en el condado de Dallas, es la primer mujer gay en este cargo, en donde se ha hecho reelegir cuatro veces, en un estado históricamente conservador. Sin embargo, gracias a la fuerte polarización que el presidente Donald Trump ha producido al interior del mismo Partido Republicano Valdez podría ganar las elecciones de este año.

Hija de migrantes y siendo la menor de ocho hermanos, la Sheriff Valdez espera ganar las primarias de su partido el próximo 6 de marzo, cuando se enfrente a otro demócrata, Andrew White, quien gusta a los votantes de este estado pues es hombre, blanco y heterosexual. (Lea también A partir del caos: Trump transformó la inmigración

Se espara que este año, cuando el actual gobernador republicano Greg Abbott busca reelegirse, los demócratas consigan el apoyo de hasta el 75% del voto hispano, un porcentaje similar a lugares tradicionalmente demócratas como California.

Sin embargo, detractores republicanos creen que la postura de Valdez respecto a las "Ciudades Santuario" y otros temas de migración podría no convencer  a los votates moderados. En 2015, la Sheriff y al actual gobernador se enfrentaron por la renuencia de la primera a mantener a los inmigrantes  convictos que no tuvieran record por delitos violentos fuera de prisión, en momentos cuando varios lugares de Estados Unidos se negaron a cumplir la ley federal antimigración

Analistas demócratas aseguran que incluso si Valdez no gana ya habrá hecho camino para que en 2022 un demócrata se haga con el poder de uno de los estados republicanos más grandes y fuertes del llamado "cinturón de la Biblia" de los Estados Unidos.

Si esto ocurre los republicanos estarían viéndose enfrentados a una división que se haría más profunda y evidente, luego que en diciembre pasado en Alabama, otro estado tradicionalmente republicano, ganara el demócrata Doug Jones un escaño al senado federal. (Lea también ¿Por qué los ojos del mundo están puestos en Alabama?)