Madre de Ariana Grande refugió a niños en el camerino de su hija

Tras la explosión del pasado lunes en Mánchester (Inglaterra), que hasta el momento deja 22 muertos y 59 heridos, Joan Grande habría resguardó a 10 niños asistentes al concierto de su hija.

Foto: AFP

Durante el atentado yihadista perpetrado por el Estado Islámico el pasado lunes en Manchester (Inglaterra), que ha dejado hasta el momento 22 muertos y 59 heridos, incluidos niños y adolescentes, la madre de Ariana Grande, Joan Grande, refugió a un grupo de fans en el camerino de la artista, según TMZ medio digital estadounidense. (Leer ¿Quién es Ariana Grande?).

Joan Grande que estaba sentada en primera fila dentro del evento, tras el hecho condujo a un grupo de niños, de alrededor de 10 años, que estaban cerca de ella hacia el camerino de la artista con ayuda de los guardias de seguridad de la misma, según relata la revista estadounidense. (Leer también Ariana Grande suspende su gira tras atentado en Mánchester).

La estrella pop estadounidense ya está en su hogar en Florida, donde regresó después del ataque terrorista. Hasta el momento tenía agendados conciertos jueves y viernes en Londres, antes de continuar una extensa gira por Europa y América Latina, que canceló a casusa del atentado. "Debido a los trágicos eventos en Mánchester, la gira 'Dangerous Woman' con Ariana Grande ha sido suspendida hasta que podamos evaluar mejor la situación y rendir nuestro homenaje a los fallecidos", indicó un comunicado de sus agentes.

El autor de la explosión fue identificado como Salman Abedi, un británico de origen libio de 22 años, que se hizo estallar a la salida del concierto. Hasta el momento, la policía de Mánchester ha detenido por este caso ocho personas, de las cuales dos fueron retenidas en la mañana de este jueves.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) se atribuyó este martes en un comunicado el atentado.  El manifiesto emitido por el EI a través de uno de sus canales habituales en las redes sociales, precisa que "uno de los soldados del califato colocó una bomba entre la muchedumbre" durante el concierto. El grupo yihadista amenaza también con otros ataques.

La cantante rechazó el atentado a través de su cuenta en Twitter, después ocurrida la explosión: "Destrozada. Desde el fondo de mi corazón, lo siento tanto. No tengo palabras".

Otros artistas han rechazado el hecho como Harry Styles exintegrante de One Direction, de 23 años y quien creció no muy lejos de Mánchester. El martes durante uno de sus conciertos en Ciudad de México, dijo que la tragedia dejó un "agujero" en su corazón. "Tenemos una elección cada día al despertar de lo que podemos aportar al mundo. Y les pido, por favor, que escojan el amor cada día", clamó el cantante, que pidió a continuación un minuto de silencio, así como acortar su actuación pero prometiendo que regresaría.

Miley Cyrus, por su parte, que tal como Ariana Grande pasó de ser una estrella infantil a una ídola adolescente, dedicó su nueva canción "Malibu" a las víctimas y a su colega en el programa de televisión "The Voice" la noche del martes. 

"Esto tiene que acabar! No más guerra... No más inocentes muertos", escribió además en Instagram acompañando una foto en la que aparece con ArianaGrande, cuando ambas eran adolescentes. 

 

My thoughts and prayers go out to everyone affected by this horrific attack in Manchester last night. I hate this world sometimes. #PrayForManchester

Una publicación compartida de Miley Cyrus (@mileyofficial) el