Maduro da un golpe y se adueña de la Asamblea Nacional de Venezuela

Noticias destacadas de El Mundo

Las fuerzas chavistas impidieron el ingreso de Juan Guaidó y diputados opositores a la sede del Parlamento donde este domingo se elegía la nueva directiva. Sin quórum, los diputados oficialistas eligieron a Luis Parra como presidente del organismo, un político cuestionado por presuntamente recibir sobornos del gobierno.

El caos se apoderó de nuevo de la sede del Parlamento en Venezuela este domingo, cuando se suponía que los diputados de la Asamblea Nacional elegirían en un proceso rutinario la nueva directiva de este organismo. En una medida inadmisible para el sano ejercicio de la democracia, uniformados de la Guardia Nacional (GNB) impidieron que el actual presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y docenas de diputados opositores accedieran al recinto del Legislativo para votar.

La GNB formó un cordón a dos manzanas de la Asamblea Nacional y prohibió el acceso de Guaidó, quien pese a la adversidad intentó llegar al recinto trepando muros, aunque sin éxito. Un video difundido por la prensa muestra al líder opositor trepando las rejas perimetrales del edificio mientras un militar con un escudo antimonines le impide saltar la verja. Sin embargo, en cuatro horas de forcejeos y discusiones a través de piquetes policiales y militares en los alrededores del Palacio Legislativo, Guaidó se quedó fuera junto con otros legisladores aliados. Acto seguido, con la participación de los parlamentarios opositores bloqueada, las fuerzas chavistas conformaron una nueva Junta Directiva y eligieron a un cuestionado político para presidirla. Vea también: Diputado rival de Guaidó se autoproclama presidente del Parlamento en Venezuela

Se trata de Luis Parra, expolítico opositor y exmiembro del partido Primero Justicia, quien a finales de 2019 fue uno de los varios legisladores acusados de aceptar sobornos del gobierno. Tras el escándalo, Parra fue separado del grupo de diputados de Primero Justicia en noviembre luego de que una investigación lo acusara de hacer lobby internacional para favorecer a empresarios vinculados con el gobierno de Nicolás Maduro, entre los que se encuentra Carlos Liscano, socio de Alex Saab, una de las cabezas del programa de comida subsidiada del oficialismo. A Parra lo acompañarán en la mesa directiva Franklin Duarte, como vicepresidente, y José Gregorio Noriega en la segunda presidencia. Noriega, cabe destacar, fue expulsado recientemente del partido de Juan Guaidó por aceptar sobornos.

Parra aseguró a la prensa que la sesión contó con 140 diputados y que 81 aprobaron su postulación, presentada apenas unas horas antes por otro legislador opositor que marcó distancia con Guaidó, José Brito. El diputado chavista Pedro Carreño declaró previamente a la AFP que la sesión se había hecho con 150 congresistas y que el disidente de Guaidó habría recibido 84 votos, mayoría simple en la cámara.

La oposición ganó 112 de 167 escaños en las elecciones legislativas de 2015, pero ha sufrido divisiones y, además, una treintena de legisladores se exiliaron o se refugiaron en sedes diplomáticas por procesos judiciales. Guaidó ha denunciado "sobornos" a congresistas para ponerlos en su contra.

Parra y Brito son acusados de cabildear ante autoridades de Colombia y Estados Unidos para librar de responsabilidad al empresario colombiano Carlos Lizcano en casos de presuntos sobrecostos en la importación de alimentos para el gobierno de Maduro. Tras esa denuncia, ambos rompieron con Guaidó, asegurando que aún siguen siendo adversarios de Maduro. La sesión marcaba un momento clave para Guaidó, de 36 años, quien intenta reimpulsar su liderazgo, desgastado ante la resistencia de Maduro en el poder.

El opositor había prometido que desplazaría al mandatario en 2019, después de que la mayoría opositora del Parlamento lo declarara "usurpador" acusándole de haber sido reelegido fraudulentamente en 2018. Su popularidad, según la encuestadora Datanálisis, cayó a 38,9% en diciembre después de llegar a 63% cuando se autojuramentó presidente interino ante una multitud.

Luego de la proclamación de Brito, que calificó como "un show burdo", Guaidó dijo que la sesión del Parlamento con él a la cabeza se realizará incluso fuera del Palacio Legislativo. Guaidó y diputados aliados se dirigieron a la sede de El Nacional, un medio de comunicación crítico de Maduro.

Legisladores opositores denunciaron en la madrugada que el servicio de inteligencia (SEBIN) desalojó habitaciones donde se hospedaban congresistas de provincia en un hotel de Caracas, por una maleta con supuestos explosivos. "El objetivo era claro: amedrentar", sostuvo el diputado Ángel Medina. Le recomendamos: ¿Seguirá Juan Guaidó siendo el jefe del Parlamento?

“Golpe de Estado parlamentario de la dictadura de Maduro contra la Asamblea Nacional”, declaró el Centro de Comunicación Nacional de Venezuela del equipo de Juan Guaidó.

— Centro de Comunicación Nacional (@Presidencia_VE) January 5, 2020

"Tu tiempo terminó", dijo Parra a Guaidó

Un acuerdo de la alianza opositora establecía que la presidencia anual del Parlamento sería rotativa, correspondiendo en 2020 a partidos minoritarios. La mayoría de esas organizaciones expresó su apoyo a Guaidó, pero unas son críticas de Guaidó y otras iniciaron negociaciones con el gobierno de Maduro.

Mientras la sesión se retrasaba, Brito anunció la postulación de Parra. "Pudiste ser el futuro, pero hoy eres y serás el pasado (...). Tu tiempo terminó", dijo a periodistas dirigiéndose a Guaidó. Poco después de que la oposición tomara el control del Parlamento en 2016, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) -de línea oficialista- lo declaró en desacato, por lo que considera nulas todas sus decisiones. Una oficialista Asamblea Constituyente ha asumido en la práctica sus funciones.

Este año corresponden por ley elecciones parlamentarias, aún sin fecha. Guaidó ha mantenido su exigencia de comicios presidenciales sin Maduro, así como su negativa a acudir a votaciones llamadas por la Constituyente, que considera "ilegítima".

“A esta hora Venezuela no tiene Parlamento instalado ni la junta directiva para el nuevo período instalada, porque no hubo verificación de quórum, no hubo votación nominal, secuestraron a los parlamentarios en el hemiciclo y parcialmente al cuerpo diplomático durante horas”, denunció Guaidó, quien a su vez anunció que habría una sesión alternativa fuera de la Asamblea Nacional.

“La sesión real de la Asamblea de Venezuela se va a realizar y será ratificado Juan Guaidó como presidente. El reglamento y la Constitución establecen claramente que Juan Guaidó es el presidente de la Asamblea Nacional hasta que se dé la sesión formal”, explicó el equipo de Guaidó.

Rechazo en el exterior

El gobierno de Colombia fue uno de los primeros en rechazar la autoproclamación del diputado Luis Parra como presidente del Parlamento de Venezuela en un proceso que tildó de "fraudulento" y falto de garantías.

“El resultado de un proceso de elección de la Mesa Directiva realizado de manera fraudulenta, sin transparencia ni garantías, no será reconocido por el Estado colombiano”, indicó en Twitter la Cancillería colombiana. Además, la Cancillería rechazó “categóricamente” que la proclamación de Parra se efectuara en el Palacio Legislativo sin la presencia de Guaidó ni otros diputados de la mayoría opositora.

“Este nuevo atentado contra la democracia del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro debe ser condenado por todos los Estados comprometidos con la vigencia del Estado de Derecho y los Derechos Humanos", instó en un tuit posterior.

Otros gobiernos también se han sumado a las voces de rechazo frente a este acto del oficialismo. “En Caracas hoy Maduro intenta impedir a la fuerza la votación legítima en la Asamblea Nacional y la reelección de Juan Guaidó para la presidencia de la AN y del gobierno interino, crucial para la democratización del país”, señaló el canciller brasileño Ernesto Araujo.

“El Gobierno de Bolivia rechaza categóricamente la manipulación e intervención de Nicolás Maduro en las decisiones de la Asamblea Nacional en contra de la democratización plena de Venezuela”. “Bolivia reitera su apoyo a Juan Guaidó y advierte a la comunidad internacional del peligro de la pérdida irremediable de la democracia y el estado de derecho en la hermana República de Venezuela”, agrega el texto emitido por el gobierno de Jeanine Áñez.

Michael Kozak, Subsecretario interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EEUU, aseguró que Guaidó “permanece como presidente interino bajo su constitución”. “La falsa sesión de la Asamblea Nacional de esta mañana careció de quórum legal. No hubo voto”, agregó.

Comparte en redes: