Maduro se atornilla al poder y desestima acciones del parlamento

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, tildó de “show” el nombramiento de Juan Guaidó como presidente interino del país por parte de la Asamblea Nacional y aseguró que continuará cumpliendo con las funciones para las que “el pueblo lo eligió”.

Nicolás Maduro se posesionó el 10 de enero de 2018 para un nuevo periodo presidencial de seis años.AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, desestimó este viernes las acciones que adelantó en la tarde la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) para desalojarlo del poder y aseguró que continuará ejerciendo sus funciones al frente de la Presidencia.

Al mediodía del viernes, el Parlamento comunicó que el presidente del organismo, Juan Guaidó, asumió “las competencias de la Presidencia de la República para, junto al pueblo venezolano y la Fuerza Armada Nacional, convocar un proceso de elecciones libres y transparentes”. Esto significa que el organismo reconoce a Guiadó como el “presidente interino” del país. La noticia conmocionó a la población venezolana y a la comunidad internacional.

"Allá ellos con su show, su juego y su burla, porque se burlan de su propia gente, acá nosotros con nuestro trabajo, tenemos mucho trabajo por hacer (y) yo seguiré cumpliendo mis funciones para las que ustedes me eligieron, con firmeza, con valentía", dijo Maduro a periodistas en el Palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo. Le puede interesar: Juan Guaidó dice que está facultado para asumir como presidente de Venezuela

Maduro juró ayer un nuevo mandato de 6 años que lo mantendrá en el cargo al menos hasta 2025, y cuya legitimidad cuestionan la oposición y la comunidad internacional, que tachan de "fraudulentos" los comicios de mayo pasado, que ganó con holgura.

Guaido, presidente de la Asamblea Nacional desde el pasado 5 de enero, afirmó que los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución avalan la decisión del Parlamento, pues "obligan a todo venezolano, investido o no de autoridad, a luchar para restituir el orden constitucional".

"La Constitución me da la legitimidad para ejercer la encargaduria de la presidencia de la República para convocar elecciones, pero necesito el apoyo de los ciudadanos para hacerlo realidad", afirmó Guaidó durante su discurso en la manifestación en Caracas.

De acuerdo con la Asamblea, esta decisión significa que el Parlamento asume las competencias del Ejecutivo Nacional, hasta que sea elegido un nuevo presidente constitucional. Por lo tanto, Guaidó pidió al pueblo venezolano, a la Fuerza Armada Nacional y a la comunidad internacional el apoyo para el cese usurpación de Nicolás Maduro y a este Gobierno de Transición que se está levantando. Lea también: La resistencia de Nicolás Maduro

“Como todos sabemos, esa Presidencia está siendo usurpada, y no basta con apegarnos a artículos de la constitución, para hacerlo realidad: necesitamos de la sumatoria de la fuerza nacional e internacional para lograr su plena aplicación”, destacó Guaido.

Después de su investidura como presidente de la Asamblea Nacional, Guaidó, de 35 años, ha insistido en la conformación de una Ley de Transición para poner fin a la "usurpación del poder" por parte de Nicolás Maduro. El legislador opositor convocó hoy mismo, luego de que el Parlamento lo posesionara como presidente interino, una gran concentración el próximo 23 de enero para rechazar al gobierno de Maduro.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, entre otros, celebró la decisión del Parlamento desde su cuenta de Twitter.