Médicos y pacientes detenidos en Pakistán por tráfico de órganos

De acuerdo con las autoridades, la red vendía hígados a pacientes extranjeros, especialmente en las ricas monarquías del Golfo.

Las autoridades pakistaníes desmantelaron una red de tráfico de órganos y detuvieron a seis personas, entre ellas dos médicos, durante un registro en una casa de Lahore donde se llevaban a cabo trasplantes ilegalmente, indicó este martes un responsable policial a la AFP.

Según la policía, esta red vendía hígados a pacientes extranjeros, especialmente en las ricas monarquías del Golfo.

"Un equipo (...) llevó a cabo una operación en una casa de Lahore y sorprendió a cuatro personas en flagrante delito transplantando ilegalmente hígados a dos ciudadanos de Omán", dijo a la AFP Jamil Ahmad Mayo, subdirector de la Agencia Federal de Investigación.

Los dos pacientes omaníes, que también fueron detenidos, habían pagado cada uno 70.000 dólares por el hígado, precisó.

No existe ningún sistema de donación de órganos después de la muerte en Pakistán, donde las donaciones solo pueden autorizarse en vida y a miembros cercanos de la familia. La compraventa de órganos es ilegal en el país.

Pero la escasez crónica de órganos para transplantar y la pobreza que lleva a algunos pakistaníes a vender sus órganos para sobrevivir alimentan un importante mercado negro en el país.