Merkel gana elecciones legislativas en Alemania, pero pierde apoyo

Los alemanes empezaron a votar este domingo en unas legislativas en las que la conservadora Angela Merkel se encaminó hacia su cuarto mandato.

AFP

El bloque conservador de la canciller alemana, Angela Merkel, ganó este domingo las elecciones con un 33,5 % de los votos, 12 puntos más que los socialdemócratas, según el sondeo a pie de urna de la cadena pública ZDF, en el que la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) es la tercera fuerza, con un 13%. (Lea: Merkel votó en Berlín y se encamina hacia un cuarto mandato)

Es la cuarta elección que gana Merkel en Alemania. Su triunfo era indiscutible, desde que empezaron las encuestas. "Es tan fuerte que no deja ninguna oportunidad a los otros". En esto coincidían los partidarios y los opositores de la canciller alemana Angela Merkel.  (Lea: La mujer más poderosa del mundo sólo les teme a los perros)

"Es un poco frustrante que Angela Merkel lleve tanto tiempo aquí. En estas elecciones, no se trata de saber quién será elegido canciller. Para mí, ya se conoce la respuesta, está claro que ella seguirá", explicó Christian, un elector berlinés de 30 años. 

"La política de acogida de los refugiados no me gustó", dice Jörg, un elector de 42 años en el barrio de Lichtenberg en Berlín. Pero "me va bastante bien con la política del gobierno actual" y "no veo alternativa a Merkel", asegura, resumiendo lo que, en vista de los sondeos, parece el sentir de muchos alemanes. 

En efecto, Merkel se levantó de las cenizas, tras el impaco que tuvo en los sectores más conservadores de su país, su decisión de abrir las frotneras para los refugiados durante la crisis siria. Sin embargo, a pesar de la polémica generada, sectores del centro y la izquierda alemana la respaldaron y, a la larga, dados los resultados de estas votaciones, incluso quienes no estaban de acuerdo, terminaron disculpándola.

Ahora bien, Merkel tendrá el reto de gobernar sin el apoyo de los socialdemócratas, quienes anunciaron que no seguirán a su lado, tras conocer la alianza de la mandataria con los conservadores.

"Hemos recibido un mandato claro de los votantes para pasar a la oposición", declaró una de las responsables del partido, Manuela Schwesig, a la cadena de televisión ZDF. "Para nosotros, la gran coalición (con los conservadores) se acaba hoy", añadió.

Además, se enfrentará a una nueva ultraderecha empoderada, tras quedar como la tercera fuerza política en las votaciones. Según AFP, el asenso de la ulturaderecha supone un sismo para un país cuya identidad desde el final de la Segunda Guerra mundial se ha construido con el arrepentimiento por el nazismo y el rechazo al extremismo

Temas relacionados