“Mi hija no es un monstruo”: padre de Nahir Galarza, joven que asesinó a su novio

Aunque Marcelo Galarza dijo que no justicia el crimen ocurrido en Argentina, aseguró que la víctima golpeaba a su hija.

Facebook

El policía Marcelo Galarza habló por primera vez este martes. Él estuvo en la mira de las autoridades argentinas cuando éstas lo consideraron primer sospechoso de asesinar a Fernando Pastorizzo, el novio de su hija Nahir Galarza. Solo fue hasta ese punto de la investigación, cuando la joven decidió confesar que ella era quien había acabado con la vida de su pareja. Le disparó dos veces en la calle, lo dejó agonizando y se fue a su casa a dormir. (Lea aquí: "Te amo para siempre", el mensaje de una joven que horas antes asesinó a su novio)

El padre de Nahir, quien era el dueño del arma con la que su hija le disparó a su novio, aseguró que ella no es un monstruo. “Nosotros estamos perdiendo una hija, ellos perdieron un hijo”, afirmó a Infobae. El uniformado agregó que su hija nunca presentó a Pastorizzo como novio, pero que tenía conocimiento de que ambos salían desde que tenían 15 años.

Galarza también aseguró que la relación amorosa entre Fernando y Nahir era tormentosa y contó que en varias oportunidades ella fue golpeada por el joven de 20 años.

"Un día fue a rendir un examen a la universidad y 15 minutos antes tenía 100 llamadas telefónicas, era completamente hostigada…Hay testimonios de que la golpeaba. No estoy diciendo que un hecho justifica el otro; simplemente yo también quiero saber qué pasó y qué hay detrás de todo esto. Creo que el teléfono que se secuestró va a ser importantísimo para que se determine la razón. Quizás ella no se animó a hablar conmigo, quizás me protegió más de lo debido", afirmó el policía.

El crimen conmociona a la población de Gualeguaychú, a 230 kilómetros de Buenos Aires. Las autoridades tienen en su poder los teléfonos celulares de ambos jóvenes y analizan las conversaciones que sostenían buscando pistas de los móviles de este asesinato. La estudiante de derecho disparó contra su novio en dos ocasiones, y lo abandonó en la calle. Un taxista que pasaba por la zona fue quien dio aviso a una ambulancia, que llegó 20 minutos después. Pero el joven ya estaba muerto.

La familia de la víctima, así como la opinión pública, exigen justicia. El hecho de que la joven de 19 años haya sido internada en un hospital psiquiátrico, y no en una prisión, tiene indignados a los allegados de Pastorizzo.

Por su parte, el abogado de Galarza, Víctor Rebossio, afirmó que cuando esté ordenada la salud de la universitaria “y un psiquiatra diga que han pasado los efectos de lo que podría haber tenido, podrá aclarar su situación y merecer un trato de la justicia y no de las turbas que nos han faltado al respeto y nos están apabullando”.

Cinco años juntos, peleando, yendo y viniendo, pero siempre con el mismo amor. Te amo para siempre, mi ángel", fue el mensaje que Galarza publicó en Instagram horas después de terminar con la vida de su pareja. 

 

últimas noticias