Mike Pence le pide a América Latina presionar a Venezuela

Durante su gira por el continente, el vicepresidente de EE.UU. intentó bajar la tensión que su jefe causó al amenazó con una intervención militar Nicolás Maduro

Uno de los participantes en las manifestaciones contra Pence en PanamáAFP

Según el vicepresidente de EE.UU. un "Estado fallido como Venezuela" va a generar "más narcotráfico" e "inmigración ilegal", por lo que pidió los gobiernos de América Latina "hacer más" para "recuperar la democracia" en Venezuela.

"El presidente (Donald) Trump y yo le pedimos a América Latina que haga más" por Venezuela, que se está "convirtiendo en una dictadura", dijo Pence en un discurso durante su visita ofical a Panamá, la segunda parada en su gira oficial por américa latina que lo ha llevado por Colombia, Argentina y Chile. 

"Estados Unidos no se va a quedar quieto mientras Venezuela se está destrozando y les puedo asegurar que vamos a seguir al lado de las naciones libres de toda la región hasta que se restaure la democracia en beneficio de los venezolanos", añadió durante su visita a Panamá.

"Nosotros tenemos muchas opciones para Venezuela, pero el presidente Trump y yo confiamos en trabajar juntos con nuestros aliados en América Latina.  Vamos a lograr una solución pacífica a la crisis que enfrentan los venezolanos en este momento", declaró.

También pidió a América Latina que tenga "confianza de que Estados Unidos va a seguir imponiendo las sanciones políticas y económicas hasta que se restaure la democracia en Venezuela".

El gobierno panameño informó el pasado martes que el tema central de la visita de Pence sería la seguridad, aunque también se abordarán otros asuntos como comercio e inversiones.

Horas antes de su llegada, un centenar de personas convocadas por organizaciones de izquierda mostraron en la capital panameña su rechazo a la visita del vicepresidente.

Los manifestantes quemaron muñecos con las caras del presidente Varela , el canciller Saint Malo y Pence a quienes calificaron como  representantes del "imperialismo" y el "gobierno entreguista".

A enmendar los errores de Trump

Las declaraciones de Pence en Panamá no son la primera vez que la administración Trump se refiere a la crisis en Venezuela.

Con su característico tono incendiario, el pasado 11 de agosto el presidente Donald Trump dijo desde su club de golf en Nueva Jersey que frente a Venezuela su administración tenía “muchas opciones (…) incluida la militar si fuera necesario”

Aunque las palabras del mandatario estadounidense fueron seguidas por una serie de sanciones económicas en contra de funcionarios del régimen venezolano, como lo dice el analista Michael Shifter para el New York Times, terminaron convirtiéndose en un regalo de Trump para Maduro.

Desde la época de Chávez, el gobierno venezolano ha visto en Estados Unidos un enemigo latente cuyos supuestos vínculos con la oposición y los gobiernos vecinos han servido para deslegitimar cualquierintento de criticar a la Revolución Bolivariana.

Según el régimen, la crisis económica y las violentas protestas contra del Gobierno no tienen que ver con su mala gestión sino con planes del imperialismo que se idean desde Washington.

Las amenazas militares de Trump le sirven a Maduro para legitimar todas las determinaciones que su administración ha tomado, y seguirá tomando, con el pretexto para proteger al país de sus enemigos en el exterior. 

Precisamente para reparar ese daño, y  a pesar de la severidad de cada una de sus declaraciones sobre el régimen de Maduro, Pence fue cuidadoso al evadir  cualquier mención a la intervención militar que prometió su jefe.  En Chile, por ejemplo, cuando se reunió con la mandataria Michelle Bachellet dijo que que  "La presidenta y yo llamamos a que se haga más, y sepan que Estados Unidos va a usar toda su fuerza económica y diplomática hasta que se restaure la democracia en Venezuela",. 
 

 

 

últimas noticias