Miles de mujeres salen a las calles para defender su papel en las protestas de Irak

La polémica solicitud de un reconocido clérigo en Irak, en la que le pedía a los hombres no mezclarse con las mujeres en las protestas que iniciaron el pasado octubre, desataron masivas marchas femeninas en todo el país.

Foto de una de las mujeres que participó en las marchas del pasado jueves en Irak. EFE

Miles de mujeres salieron ayer a las calles en varios puntos de Irak para desafiar al destacado clérigo chií Muqtada al Sadr, quien el pasado fin de semana desató un aluvión de críticas al pedir la segregación por sexos en las manifestaciones iniciadas en octubre del año pasado. Lo que no recuerda el funcionario, sin embargo, es que los grupos femeninos han estado ahí desde el primer día de manifestaciones, a pesar de la rígida cultura irakí frente a los derechos de la mujer. 

Aunque en algunos casos grupos de hombres se unieron a la cola de las marchas o se concentraron a los lados de caminos y carreteras para animar su paso, esta es la primera vez en más de cinco meses de protestas que se producen manifestaciones exclusivamente femeninas. Repletas de jóvenes con pañuelos rosa en la cabeza y al grito de "Oh, patria, estas son tus hijas", salieron en Bagdad y al menos otras cinco provincias del sur del país en respuesta a convocatorias lanzadas por varias activistas en las redes sociales.

Le puede interesar: Sin respuestas del Gobierno, los manifestantes reactivan sus protestas en Irak

Se trata de la última contestación a la lista de normas que Al Sadr difundió en su cuenta de Twitter el 8 de febrero con la intención de que fueran acatadas por los manifestantes, entre las que incluyó "respetar las reglas legislativas islámicas y sociales, y no mezclar a los dos sexos en las carpas de la sentada".

Este punto desató la polémica y en muchos casos las burlas de los participantes en las protestas, a los que Al Sadr retiró su apoyo a finales de enero para después llamar a sus milicias a trabajar con las fuerzas de seguridad para desmantelarlas.

Sin embargo, esta semana ordenó la disolución de los denominados "cascos azules" al considerar que las manifestaciones habían vuelto a su "camino inicial", después de que estas fuerzas que lidera atacaran a manifestantes y causaron siete muertos y 67 heridos en la ciudad santa de Nayaf (sur).

Mujeres por el cambio

 

Así las cosas, la joven universitaria Rahaf Kadhim salió este jueves a las calles de la capital iraquí para expresar su rechazo a las declaraciones "que denigran la dignidad de las mujeres y a las amenazas contra ellas realizadas por algunos clérigos, como Muqtada al Sadr".

"No somos una deshonra, somos la mitad de la sociedad y no permitimos que nadie, sea quien sea, nos margine (...). Estos militantes han olvidado que estamos en el siglo XXI y que la mujer se ha convertido en líder", declaró Kadhim a Efe.

Le puede interesar: Protestas en Irak: el primer ministro iraquí presentará su renuncia al parlamento

Otra de las manifestantes, Hassan Abdullah, participó en las marchas no sólo para protestar por el asesinato y secuestro de mujeres durante las protestas, sino también para exigir que las voces femeninas "no sean silenciadas". En este sentido, denunció cómo "algunos extremistas" señalan a las mujeres con "acusaciones falsas", olvidando que ellas no van a aceptar que las mujeres iraquíes sean "esclavas sentadas en casa" y dedicadas sólo a hacer la comida y criar a los niños.

Poco después del inicio de las manifestaciones en respuesta a Al Sadr, el clérigo salió de nuevo en Twitter para criticar el aumento de "las voces de la liberación, el nudismo, la mezcla entre los sexos, las borracheras y el libertinaje".

Las manifestaciones comenzaron el 1 de octubre en Bagdad y otras provincias del sur y centro del país para pedir más servicios básicos y menos corrupción, aunque ahora los participantes demandan también la formación de un gabinete no sectario liderado por un primer ministro sin pasado político. Según datos de la Comisión de Derechos Humanos Iraquí, al menos 544 personas han muerto y más de 27.000 han resultado heridas desde el inicio de las manifestaciones, en su mayoría por la represión de las fuerzas de seguridad. 

904628

2020-02-14T11:39:54-05:00

article

2020-02-14T11:39:54-05:00

alagos_86

none

EFE

El Mundo

Miles de mujeres salen a las calles para defender su papel en las protestas de Irak

83

4519

4602