Militares venezolanos quemaron y rompieron Ley de Amnistía entregada por Guaidó

Uniformados en diferentes lugares de Venezuela reaccionaron negativamente a la Ley de Amnistía formulada por Juan Guaidó. En videos difundidos por redes sociales se observa a soldados rompiendo y quemando el texto entregado por opositores al gobierno de Nicolás Maduro.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, hace lo posible por mantener la lealtad de sus tropas ante las fisuras que se han exhibido en las últimas semanas.EFE

La oposición al gobierno de Nicolás Maduro desarrolló el domingo una jornada pedagógica que pretendía enseñarle a las Fuerzas Armadas de Venezuela cuáles son los beneficios de la Ley de Amnistía propuesta por la Asamblea Nacional. En varios lugares del país, grupos de ciudadanos repartieron hojas con la información del texto que contiene los detalles de la ley y que fue divulgado por Juan Guaidó, presidente encargado del país. Sin embargo, los uniformados no recibieron con agrado la circular.

En la Comandancia de La Casona, residencia oficial del Gobierno, por ejemplo, un uniformado de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) recibió el papel y lo volvió trizas. En la Comandancia de Petare, otro miembro de la GNB le prendió fuego a la circular.

Según el documento, se concederán "todas las garantías constitucionales" a militares y civiles que "colaboren en la restitución de la democracia". La ley elimina "la responsabilidad civil, penal, administrativa (...) de investigaciones, procedimientos, penas y sanciones" registradas desde el 1 de enero de 1999, abarcando las dos décadas de gobierno chavista. Le puede interesar: Las claves de la Ley de Amnistía que ofrece Guaidó

Guaidó busca quebrar el sostén de Maduro, la Fuerza Armada, que, aunque dice estar unida, muestra fisuras: el sábado, el agregado de Defensa en Washington, coronel José Luis Silva, desconoció a Maduro e instó a los militares a respaldar al autoproclamado presidente interino. Pero mientras él hace campaña por lograr el quiebre, Nicolás Maduro hace lo posible por mantener la lealtad de los uniformados.

El mandatario se muestra con frecuencia flanqueado por la cúpula militar, que en la última semana le profesó "lealtad absoluta e incondicional" en reiteradas ocasiones. El domingo se le vio marchando en ejercicios militares y arengando “¡Traidores nunca, leales siempre!”. Al culminar la ronda de exhibición, Maduro pidió a la Fuerza Armada “unión” y “disciplina” para enfrentar el “golpe de Estado” con el que Washington -dijo- busca “imponer un gobierno títere”.

"Tenemos que hacer respetar el poder de la nación venezolana, con el poder militar", siguió el mandatario.

Luego, preguntó a los militares: "¿Ustedes son golpistas o ustedes son constitucionalistas? ¿Ustedes son proimperialistas o son antiimperialistas?".

El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, entre tanto, afirmó este lunes que la Fuerza Armada está esperando a los "mercenarios" que quieran ingresar a Venezuela y dijo que la Ley de Amnistía que promueve el Parlamento para militares y funcionarios es un instrumento de "manipulación". Le recomendamos: Ni Guaidó ni Maduro: el verdadero rostro del poder en Venezuela

"Nosotros los estamos esperando, nosotros estamos esperando a los violentos, a los mercenarios y a quien quiera o pretenda meterse en la República Bolivariana de Venezuela", dijo Padrino López en declaraciones a la cadena multiestatal Telesur.

El ministro de Defensa, que este lunes encabezó una "marcha administrativa por la paz de Venezuela" de soldados en el Fuerte Tiuna, el cuartel militar más grande de Caracas, dijo que contra Venezuela hay un "asedio sistemático" que forma parte de un "libreto" y un "formato" que se le aplicó antes a Libia.

"Estamos viendo los mismos procedimientos progresivos que se han venido dando con la República Bolivariana de Venezuela y todo eso, la aplicación de mercenarios que van a tratar de penetrar por la frontera para causar desasosiego violencia en el pueblo, caos eso es parte del liberto", dijo.

Asimismo, expresó que la Ley de Amnistía que sancionó el Parlamento ofreciendo garantías a los funcionarios civiles y militares que desobedezcan a Maduro y ayuden a un cambio de Gobierno, es un instrumento de "gran manipulación" y aseguró que en la Fuerza Armada "nadie" cree en ello.

"Y nadie come con eso porque, en primer lugar, lo que ha hecho la Fuerza Armada es cumplir con sus preceptos constitucionales respetando los derechos humanos. Es una Fuerza Armada humanista, respetuosa del Estado de derecho y de los derechos humanos, de la vida", afirmó.

En el evento Padrino López pidió a los militares "resistir" y no dudar ante las "declaraciones extravagantes de los Gobiernos que pretenden aislar a Venezuela".

Sin embargo, la Fuerza Armada muestra fisuras: el sábado, el agregado de Defensa en Washington, coronel José Luis Silva, desconoció a Maduro y pidió a los militares respaldar a Guaidó, y hace una semana 27 militares fueron detenidos tras sublevarse.