Misterio de mujer desaparecida hace 36 años en el Vaticano da extraño giro

A Emanuela Orlandi tenía 15 años cuando desapareció dentro delas murallas del Vaticano. Tras años de investigación, la pista más fiel que podría llevar a esclarecer su desaparición profundizó el misterio.

Desde hace 36 años no se sabe nada del destino de Emanuela Orlandi, una joven que desapareció en el Vaticano.AFP

¿Qué pasó con Emanuela Orlandi? El misterio parece que no se resolverá jamás, luego de que las tumbas en donde podrían haber estado los restos de esta mujer, desaparecida hace 36 años, fueron encontradas vacías.

A Emanuela Orlandi la vieron por última vez el 22 de junio de 1983, cuadno salía de una clase de música en el centro de Roma. La adolescente vivía dentro de las murallas del Vaticano y su desaparición nunca se resolvió. Su caso desató una serie de especulaciones que incluyeron a la mafia, las finanzas y el Vaticano.

Ver más: Los huesos que podrían desenterrar oscuros secretos en el Vaticano

Hace unos meses, los abogados de la familia de Orlandi, que no han dejado de buscarla desde entonces, recibieron un mensaje que los invitaba a buscar a Emanuela Orlandi "en el lugar donde apunta el ángel" que figuraba en una fotografía con unas lápidas.

Un ángel tallado en mármol con la inscripción "Descanse en paz", como el de la fotografía, se encuentra en el cementerio teutónico del Vaticano. Tras este anónimo señalamiento, la familia interpuso una demanda de verificación de la tumba.

Ver más: Abuso a monjas, el otro escándalo del Vaticano

Finalmente, para evitar cualquier duda sobre la tumba indicada por la estatua del ángel, el Vaticano abrió este jueves dos tumbas adyacentes, donde supuestamente reposaban los restos de dos princesas muertas en 1836 y 1840. Estaban vacías.

Según el Vaticano, se están efectuando verificaciones en los archivos sobre las obras de restructuración llevadas a cabo en el viejo cementerio, algunas a fines del siglo 19, otras entre los años 1960 y 1970

"El vaticano sabe qué pasó"

Pietro Orlandi, hermano de Emanuela, insiste en entrevista con la agencia Efe, en que "en el Vaticano saben lo que sucedió".

Las investigaciones de la Justicia italiana sobre la desaparición de Orlandi se archivaron en 2015 definitivamente y el Vaticano nunca quiso dar respuestas a las preguntas de la familia hasta hoy.

Para Pietro Orlandi, "la diferencia es que, después de 36 años, el Vaticano cambia su posición sobre esta historia y admite que existe la posibilidad de que pudiera haber una responsabilidad interna de lo que ha sucedido".

Ver más: La cita de Vladimir Putin con Francisco para hablar de Venezuela

Para el hermano de Emanuela la decisión de abrir las tumbas "ha cambiado todo" porque "hasta hace poco en el Vaticano era absurdo sólo pensar que podría haber responsabilidades internas".

"Después de 36 años, (el Vaticano), de manera concreta colabora en la investigación y teniendo en cuenta que las investigaciones están cerradas en Italia desde 2015 para nosotros es un paso importante porque no es un paso sencillo", agregó.

Por ello, destaca que "la investigación no se puede acabar en las tumbas" y espera que, ahora que han abierto las pesquisas, "tengan la voluntad de continuar".

En la instancia que depositaron ante el Tribunal vaticano, explica que, además de inspeccionar las tumbas, se pide "escuchar a varias personas" y que también "le tomen testimonio" porque, denuncia, "nadie lo ha hecho nunca".

Las pistas

Desde la pista internacional del terrorismo con la petición de intercambio por Ali Agca, arrestado por atentar contra Juan Pablo II, o la deuda económica contraída con la mafia por el dinero que alguien en el Vaticano enviaba, vía Banco Ambrosiano, a Polonia (para apoyar a los antisoviéticos) o incluso la pista sexual..."Hemos seguido todas, porque en todas había algo de verdad y no se podía abandonar", afirma.

Ver más: Las buenas y blandas acciones contra la pederastia del Vaticano

Pero a pesar de todas las pistas, Pietro Orlandi siempre ha defendido que "en el Vaticano saben lo que sucedió" y que "hay responsabilidades de alguien en el interior de la Santa Sede que ordenó el secuestro".

"Lo último que esperaba era encontrar vacías esas tumbas" de lamentó Pietro Orlandi, de 60 años

El caso Orlandi había recuperado toda la atención mediática a finales de octubre después del descubrimiento de restos humanos por parte de trabajadores que realizaban obras en un edificio en Roma de la nunciatura en Italia.

Pero los exámenes científicos llegaron a la conclusión de que se trataba de huesos muy viejos y que no pertenecían a Emanuela.