Mujer muere en Uganda por fiebre de Marburgo, un virus similar al ébola

La fiebre de Marburgo es tan mortífera como el ébola, y ha acabado con la vida de más de 3.500 personas en varios países de África occidental.

Referencia

Una mujer murió en Uganda a causa de la fiebre hemorrágica de Marburgo, un virus similar al del ébola, y tuvo contacto con al menos 55 personas que están en observación, informó este lunes la ministra de Sanidad del país, Jane Ruth Aceng.

La mujer, de 50 años, vivía en la localidad de Chemuron, al este de Uganda y muy cerca de la frontera con Kenia, por lo que las autoridades han establecido un protocolo especial para asegurarse de que el virus no se extiende al país vecino.

Por su parte, 55 personas están siendo monitorizadas, ya que se sospecha que entraron en contacto con la fallecida durante su funeral, aunque 13 de ellas ya han superado el período de vigilancia de 21 días sin síntomas de haber contraído la enfermedad.

Aceng indicó que Uganda tiene capacidad para contener el brote y reveló que su Gobierno está colaborando con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con países vecinos para controlar la situación.

La ministra pidió a los ciudadanos del área afectada que se alejen de zonas forestales y se abstengan de cruzar la frontera.

El último caso mortal de esta enfermedad en Uganda se produjo en 2014, con una sola víctima.

La fiebre de Marburgo es tan mortífera como el ébola, y ha acabado con la vida de más de 3.500 personas en varios países de África occidental.

Esta fiebre hemorrágica es causada por el virus de Marburgo, de la familia filoviridae, la misma a la que pertenece el virus del Ébola. Al igual que éste, provoca hemorragias repentinas y puede producir la muerte en pocos días, con un período de incubación de 2 a 21 días y una tasa de mortalidad de entre el 24 % y el 88 %.

Los murciélagos de la fruta son los huéspedes naturales de este virus, que cuando es transmitido a los humanos puede ser contagiado mediante contacto directo con fluidos como la sangre, saliva, vómitos u orina.

La enfermedad, para la que no hay vacuna ni tratamiento específico, fue detectada en 1967 en la ciudad alemana de Marburgo -de ahí su nombre- por técnicos de laboratorio que resultaron infectados cuando investigaban a monos traídos de Uganda.

El peor brote reciente de fiebre de Marburgo se produjo en 2005 en Angola, en la provincia norteña de Uige, y afectó a 411 personas, de las que murieron 346.