Murió Myles Frechette, exembajador de Estados Unidos en Colombia

Será recordado por haber sido el diplomático gringo que presenció todo el desarrollo del proceso 8000. “Hay secretos de Estado que no voy a contar", dijo en una entrevista reciente con El Espectador.

Foto: Jorge Gómez Pinilla

Según la revista Semana, el exembajador de Estados Unidos en Colombia, Myles Frechette, murió tras no haber logrado superar una corta e intensa batalla contra el cáncer. La información que se conoce hasta ahora, reseña que el diplomático falleció hace un mes, sin embargo, no se había hecho eco de su fallecimiento por petición de Bárbara, su esposa.

"Las honras fúnebres y el duelo se han llevado en absoluta cautela y lejos de los reflectores. Atendiendo a su propia petición, el cuerpo del diplomático fue cremado en Washington. Sus dolientes y amigos asistirán a una misa abierta que se celebrará el próximo 18 octubre en la capital estadounidense", dice Semana. 

Myles Frechette será recordado por, entre otras cosas, haber sido la ficha de Estados Unidos que presenció todo el desarrollo del proceso 8000. Por cuenta de ese escándalo judicial y político, la relación entre los dos países alcanzó niveles altísimos de tensión. Incluso, en 1996, Estados Unidos decidió cancelar la visa al entonces presidente de Colombia, Ernesto Samper. Lea también: Los militares tienen a Santos bajo chantaje: Myles Frechette

Recientemente, en una entrevista con El Espectador, Samper expresó su arrepentimiento por "no haber sacado al embajador de Estados Unidos cuando fue claro que él estaba conspirando contra el gobierno. Frechette no se merecía ser representante de un gobierno que decía ser amigo de Colombia; lo he debido sacar cuando nos enteramos que estaba escuchando a la gente de la conspiración y que estaba tratando de desestabilizar al gobierno".

En su momento se dijo que Myles Frechette había aceptado escuchar a algunos sectores políticos que buscaban darle un golpe de Estado a Ernesto Samper. El diplomático siempre negó ese escenario.

En abril de este año, el periodista, Jorge Gómez Pinilla, escribió para El Espectador una entrevista con el diplomático al que Jaime Garzón llamaba "procónsul" y Horacio Serpa, “gringo maluco”. En ese diálogo, Frechette señaló que los militares retirados estaban intentando chantajear al presidente, Juan Manuel Santos. 

"Santos es una persona que tomó un rumbo diferente a su antecesor. Él tiene una visión internacional de Colombia. Comenzó con un acuerdo mutuo de no agresión con Chávez, porque eso estaba medio candela, ¿no? Y decidió hacer el acuerdo de paz con las Farc, hizo muchos acuerdos de libre comercio, y comenzó a abrir espacios y horizontes participando más y más en organizaciones internacionales. Muchas de las cosas que ha hecho Santos son cosas que le han hecho mucho bien a Colombia. Ahora, en lo de ACORE, es obvio que, si Santos no hace algo para eximirlos, ellos seguirán presionando. 

En esta entrevista con Gerardo Reyes, Myles Frechette habló de su relación con Jaime Garzón, con quien sostuvo una amistad.

"Llegaba tarde a ciertos eventos porque quería ver el programa de Garzón. Me entrevitó Heriberto de la Calle. Yo no sabía que decir, estaba sorprendido que hubiera dicho eso, en frente de mí y por televisión. Era un tipo que daba palo tendido a los dados; a la izquierda y a la derecha (...) reír es humano, reír es bueno. Era una manera que yo tenía para rebajar la tensión". 

El diplomático llegó a Bogotá el 25 de julio de 1994 como representante del gobierno de Bill Clinton. Estuvo en el país hasta 1997.