Santiago Bernal: cantante bogotano que fusiona diferentes géneros musicales con aires flamencos

hace 1 hora

Netanyahu somete a prueba su liderazgo dentro de su partido

Los miembros del partido de derechas Likud votaban este jueves para elegir a su nuevo dirigente, en unas primarias promovidas por Gideon Saar, principal rival del primer ministro israelí, que está decidido a arrebatarle el liderazgo.

Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel, y Gideon Saar, principal rival del dirigente israelí.AFP

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, pone hoy a prueba su liderazgo al frente del derechista Likud, en unas primarias en las que por primera vez se enfrenta a un rival, Guideon Saar, que desafía su continuidad.

A la espera de los resultados tras la clausura de las urnas hoy a las 11:00 de laa noche (hora local), que serán publicados este viernes, los analistas preven una ventaja de Netanyahu pero, en esta ocasión, una simple victoria no será suficiente. Un triunfo raquítico pondrá en aprietos su autoridad en una formación que vive una inédita división interna.

Netanyahu, que en catorce años como líder no ha tenido quien le haga sombra en el partido, concurre además a estas primarias con la losa de estar acusado de cohecho, fraude y abuso de confianza y habiendo fracasado en la formación de gobierno tras los comicios de abril y septiembre.

Puede leer: ¿Hacia el final de la era Netanyahu en Israel?

"Mis hermanos y hermanas, miembros del Likud, fuerzas inmensas - no solo el clima- están tratando de influirte para que te quedes en casa. Ven a votar por mí para liderar el partido", pidió Netanyahu para garantizarse con esta victoria el primer puesto de la lista electoral para los comicios del 2 de marzo.

La jornada lluviosa y desapacible hace temer una menor participación, y hasta las 19.00 (15.00 GMT) alrededor del 30,00% de los 116.048 militantes habían acudido a votar en alguna de las 106 urnas repartidas por todo el país.

 

Saar, un desafío real

Saar, hijo de una maestra israelí y un médico argentino, ha presionado para la convocatoria de unas primarias que no se celebraban desde hace cinco años, ya que en 2016 no hubo candidato que quisiera competir con Netanyahu y se cancelaron.

Entonces, en 2014, el jefe de Gobierno se antepuso con un 70% al hoy embajador israelí en Naciones Unidas, Danny Danon, que apenas consiguió un 19%.

En la elección interna de hoy, se estima que Saar podría superar el 30%, pero lo que ya ha conseguido es romper con la imagen de que el Likud es partido de un solo hombre, el apodado "rey Bibi".

"Definir un nuevo camino que nos permita establecer un gobierno fuerte y estable y unir al pueblo de Israel. Pido vuestras voces, vuestra fe. Juntos haremos el cambio", propuso hoy Saar en una campaña basada en su capacidad de formar un ejecutivo que siga liderando la derecha tras las elecciones de marzo.

Le recomendamos: ​Netanyahu acusado de corrupción, fraude y abuso de confianza

De hecho, uno de los escollos para cerrar un Ejecutivo de unidad con la coalición centrista Azul y Blanco de Beny Gantz ha sido la figura de Netanyahu por su situación legal.

En cuanto al contenido del programa, Saar no se ha diferenciado de la línea de Netanyahu al prometer también la anexión del Valle del Jordán y de las colonias judías en Cisjordania ocupada. Los dos han hecho campaña en asentamientos israelíes de los territorios palestinos ocupados.

Este hombre fuerte ya se significó en las primarias de lista de febrero (para definir el orden de los diputados en la candidatura), al hacerse con el tercer puesto por encima de los acólitos de Netanyahu, lo que apuntó a una creciente división dentro de la formación, creciente hoy por el desgaste que ha producido la acusación de Netanyahu.

 

A la espera del Supremo

Las próximas semanas serán determinantes para Netanyahu, cuya situación legal podría empañar la previsible victoria en estas primarias.

El Tribunal Supremo de Israel ha convocado una vista el martes 31 para examinar si un acusado de corrupción puede recibir el mandato de formar un ejecutivo. El fiscal general del Estado tendrá también que emitir una opinión legal en este sentido de cara a los comicios de marzo y a una posible victoria de un Likud liderado por Netanyahu.

Este, como jefe de Gobierno, todavía tiene la posibilidad de solicitar la inmunidad al Parlamento israelí (Knéset) hasta el 1 de enero, aunque el comité que debe concederla no podrá ser formado hasta después de los comicios por la nueva Cámara.

La situación legal sin precedentes que vive Netanyahu no garantiza su continuidad, aunque valide hoy su liderazgo en las primarias que, a su vez, le permitirán concurrir como cabeza de lista en las elecciones de marzo, pero está por ver si con capacidad de reeditar su cargo como primer ministro.

 

897439

2019-12-26T13:38:13-05:00

article

2019-12-26T13:38:13-05:00

alagos_86

none

Agencia EFE

El Mundo

Netanyahu somete a prueba su liderazgo dentro de su partido

59

5908

5967