“No sé si el presidente Trump estuvo con prostitutas en Moscú. Es posible”, James Comey

En una explosiva entrevista para presentar su nuevo libro, el exdirector del FBI revela detalles inéditos de su mala relación con el presidente de Estados Unidos. En la charla cuenta que el magnate se encuentra preocupado por la existencia de un supuesto vídeo que probaría su relación con damas de compañía.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump y el exdirector del FBI, James Comey.AFP

No ha sido una semana fácil para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. A la escalada retórica que lo ha enfrentado en los últimos días con Rusia, en el marco del supuesto ataque químico en Siria del 8 de abril, se le sumó este viernes un nuevo dolor de cabeza. El culpable esta vez es un viejo conocido y declarado enemigo del presidente, el exdirector del FBI James Comey.

Comey se ha convertido en una voz incómoda para el presidente desde que este último lo despidiera en 2017. El exdirector del FBI fue uno de los primeros funcionarios del gobierno en ser relevado de su cargo por Trump, gracias en parte a sus dudas sobre la posible responsabilidad del entorno del magnate en la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses.

Ahora, un año después de su salida, Comey anunció la publicación de un libro titulado Una lealtad mayor, en el que cuenta detalles de su agitada relación con el presidente estadounidense.

Puede leer: Exdirector del FBI acusa a Trump de dirigir una mafia

El exdirector del FBI hizo el anuncio a través de una entrevista en televisión, que será transmitida completamente el próximo domingo. En los adelantos de la charla, Comey dejó claro que su relación con el presidente no fue la mejor desde el principio y se refirió también a uno de los episodios más controvertidos que han sido relacionados a la vida personal del presidente de Estados Unidos.

"Honestamente, nunca pensé que estas palabras saldrían de mi boca, pero no sé si el actual presidente de los Estados Unidos estuvo con prostitutas orinando en Moscú en 2013", le dijo Comey al periodista George Stephanopoulos de la cadena ABC. "Es posible, pero no sé".

El exdirector del FBI hacía referencia a un episodio ocurrido en 2013, cuando Donald Trump no había pensado siquiera convertirse en candidato presidencial. En uno de los capítulos del libro, Comey narra que el presidente estadounidense se encuentra muy preocupado por la posible existencia de un video, en la suite presidencial del Hotel Ritz-Carlton, de Moscú, en donde supuestamente Trump contrató a un grupo de prostitutas y les pidió que orinaran en la cama. Una cama en la que curiosamente había dormido el matrimonio Obama en una visita presidencial.

En contexto: FBI allana oficina del abogado que pagó por silencio de actriz porno sobre Trump

El episodio hace parte del denominado Informe Steel, un reporte de un agente de inteligencia británico que revela detalles escabrosos de la vida del magnate. Una vez Trump se posicionó como presidente, Comey le mostró el documento al mandatario, quien aprovechó para negarlo. “¿Me ve usted acostándome con putas?”, le preguntó. Luego alegó de que era un asquiento absoluto (“no hay forma de que nadie se mee a mi alrededor”) y que sólo había estado en esa habitación para cambiarse de ropa, no para dormir.

“Preferí no decirle que la actividad en cuestión no requería que durmiera la noche en la habitación ni de la proximidad de los participantes. De hecho, aunque no lo sé con seguridad, me imaginé que la suite presidencial del Ritz-Carlton de Moscú era lo suficientemente grande para que un asquiento guardase una distancia considerable respecto a la actividad”, escribe Comey en el libro.

El exdirector del FBI escribe que durante su primera reunión oficial le presentó a Trump el resumen del archivo, algo que al presidente le tomó por sorpresa. Aunque el magnate rechazó rápidamente las acusaciones, que calificó como “basura”, una vez ingresó en la Oficina Oval, se preocupó especialmente por el artículo publicado en el portal Buzzfeed.

Le recomendamos: Trump insta a procesar a exdirector del FBI Comey por "mentir"

De acuerdo con Comey, él habría estado en la misma habitación con el presidente cuando este último enfureció tras leer la nota periodística.

"Él mencionó lo que llamó la 'cosa de las lluvias doradas. Le molestaba que hubiera 'siquiera una posibilidad del uno por ciento' de que su esposa, Melania, pensara que era verdad y explicaba por qué no podía ser cierto. Terminó diciendo que pensaba pedirme que investigara la acusación para demostrar que era una mentira. Le dije que dependía de él", narra Comey en su publicación.

Las revelaciones de Comey en televisión nacional causaron la ira de Trump, quien apeló a su cuenta de Twitter para desacreditar las palabras del exdirector del FBI. En una serie de trinos, el mandatario le dedicó fuertes palabras a quien considera un “filtrador y mentiroso”.

"James Comey es un probado FILTRADOR & MENTIROSO. Virtualmente todos en Washington pensaron que debía ser despedido por su horrible trabajo hasta que, de hecho, fue despedido", tuiteó el mandatario, que luego en otro trino afirmó que tuvo “el gran honor” de removerlo de su cargo.

 

 

Más allá de la fuerte reacción del presidente en Twitter, la administración de Trump se apresuró a ofrecer su réplica a los primeros extractos de la entrevista de Comey. En línea, la secretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders compartió un enlace a un video producido por el Comité Nacional Republicano con un aluvión de demócratas, incluido el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer y la líder de la minoría hogareña Nancy Pelosi, que critican duramente al exdirector del FBI.

"Una de las pocas cosas en las que hay un verdadero consenso bipartidista en Washington es que Comey no tiene credibilidad", escribió Sanders en su publicación.

Sin embargo, se espera que esta no sea la última vez que James Comey se lleve los titulares de prensa de los medios norteamericanos. Las publicaciones de su libro junto con la entrevista completa del próximo domingo serán seguramente hechos que el presidente no demorará en desmentir a través de su Twitter, no sin antes dedicarle unos fuertes insultos al exdirector del FBI.

749902

2018-04-13T16:18:22-05:00

article

2018-04-13T21:03:47-05:00

alagos_86

none

redacción internacional

El Mundo

“No sé si el presidente Trump estuvo con prostitutas en Moscú. Es posible”, James Comey

93

7424

7517