Glifosato: el primer caso por muerte que admite la CIDH

hace 5 horas

Nueva balacera en frontera provoca desplazamiento de mil venezolanos a Colombia

Los migrantes cruzaron en la noche del sábado y la mayoría pasaron la noche en casas de familiares y amigos. Mientras que cerca de 200, entre los cuales hay 77 menores de edad, tuvieron que ser ubicados en un campamento improvisado en Puerto Santander.

Imagen de referencia.Cristian Garavito / El Espectador

El enfrentamiento de diversas bandas delictivas en la frontera entre Cúcuta y Venezuela provocó este fin de semana un desplazamiento masivo de cerca de 1.000 venezolanos, quienes llegaron al municipio colombiano de Puerto Santander.  

De acuerdo con Migración Colombia, en la noche del sábado, cuando la frontera se encontraba cerrada del lado venezolano, los extranjeros, entre quiene llegaron a Colombia empujados por fuertes rumores de enfrentamientos armados en la población de Boca de Grita, en su país.

"La gran mayoría de los extranjeros que ingresaron al país pasaron la noche en casas de familiares y amigos. Mientras que cerca de 200, 77 de ellos menores de edad, tuvieron que ser ubicados en un campamento improvisado instalado en el coliseo del municipio", informó la autoridad migratoria colombiana este domingo. 

Puede leer: “Parar de parir” no resolverá la crisis migratoria venezolana

Durante la jornada del día de hoy, no se han presentado incidentes adicionales y los habitantes de la población venezolana de Boca de Grita que se encontraban en territorio colombiano han ido regresando lentamente a su país.

El de este sábado es el último de una serie de incidentes violentos en la frontera venezolana este año. El pasado 18 de junio la Policía colombiana detuvo a dos personas que habrían participado en un tiroteo en el que murieron doce personas. Los sospechosos fueron capturados en el municipio de Puerto Santander. 

Mientras que el pasado 7 de mayo una persona murió y tres más resultaron heridas en un tiroteo en una de las trochas de esa frontera, concretamente en el paso ilegal de La Isla, que está ubicado en las cercanías del puente internacional Francisco de Paula Santander, que conecta a la ciudad colombiana de Cúcuta con la venezolana de Ureña.

En seís meses, las autoridades colombianas han reportado más de cinco acciones violentas, entre balaceras y explosiones, que han dejado cerca de cinco muertos y más de 12 heridos, entre menores de edad y adultos mayores.