Nuevas pistas sobre el misterio del ARA San Juan

Noticias destacadas de El Mundo

El testimonio de marinos que viajaron en la nave y documentos secretos de la Armada Argentina empiezan a dar luces sobre lo que pudo suceder con el submarino desaparecido.

Juan Gabriel Viana y Humberto René Vilte, abandonaron el submarino ARA San Juan en el puerto sureño de Ushuaia, antes de que la nave sarpara con rumo a Mar del Plata y desapareciera en el camino. Hoy, ambos marinos prestaron su declaración en medio de la investigación sobre la desaparición del submarino

"Fue muy valioso su testimonio", dijo Luis Tagliapietra, padre de uno de los 44 tripulantes desaparecidos y que actúa como querellante en la causa.

(Lea también: ¿La negligencia provocó otra tragedia en Argentina?)

Tagliapietra, quien participó de la audiencia y tuvo oportunidad de formular preguntas a Vilte y Viana, indicó que ambos dieron detalles sobre el funcionamiento del submarino, la misión que realizaba y las fallas que tuvo en su último viaje y en navegaciones anteriores.

Ambos marinos refirieron que, en la última misión, cuando el ARA San Juan navegaba en el canal de Beagle, tuvo un "encuentro" con un avión y con un submarino chilenos, que arrojaron sonoboyas para determinar la posición del navío argentino, a lo cual este respondió alejándose.

Con todo, y ante una pregunta de Tagliapietra, negaron enfáticamente que aquello fuera un "acto de agresión".

Según información publicada por el portal Infobae, documentos secretos de la armada argentina hablan de otro encuentro con un submarino nuclear británico el pasado 9 de julio. También se hace referencia a documentos en los que se limitaba la “profundidad operativa” de la nave a “100 metros”, pues había superado por mucho los 18 meses antes de los cuales, por reglamento, se deben realizar pruebas hidráulicas del casco y las tuberías.

El documento citado por Infobae estaría firmado por varios miembros de la armada. También se habla de un reporte “Confidencial” que data del 14 de agosto de 2017, en el que se habla de un fallo en el sistema de propulsión de la nave.

(Le puede interesar: La desaparición del ARA San Juan también se llora en Bolivia)

Entre las otras fallas el ARA San Juan también habría tenido fugas de aceite, que diariamente le habrían hecho perder 50 litros del líquido, escasez de pastillas destinadas a producir oxígeno y “80 trajes de escape” inservibles.

Por su parte, al brindar testimonio ante la Justicia, Juan Gabriel Viana habría insistido en que, en su opinión, el submarino sufrió un accidente repentino que no permitió a la tripulación reaccionar producto, posiblemente, de una combinación de errores humanos y de una falla mecánica.

La jueza tomará este miércoles declaración a los auditores de la Armada argentina y el jueves al portavoz de esa fuerza militar, Enrique Balbi.

Comparte en redes: