ONU denuncia altos niveles violencia sexual contra niñas salvadoreñas

Tras el escrutinio del Comité que vela por el cumplimiento de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, se han encontrado casos de niñas de "hasta diez años" que han sido violadas por miembros de las maras y que como consecuencia se han quedado embarazadas.

AFP

El Comité que vela por el cumplimiento de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño manifestó este jueves su "profunda preocupación por la excepcionalmente alta y creciente tasa de violencia sexual contra niñas", en el país centroamericano.

Tras el escrutinio del Comité, realizado los pasados 18 y 19 de septiembre, sus miembros denunciaron que solo en los primeros ocho meses de 2017 se registraron 1.029 casos de violencia sexual contra niñas de entre 13 y 17 años, y que la violación fue el delito más repetido, con 769 casos.

En este sentido, la presidenta del Comité, Renate Winter, dijo que esas chicas conocidas como 'novias' son sometidas a abusos sexuales, y son consideradas como esposas forzadas de los miembros de las maras, las pandillas callejeras del país

Winter dijo que se han encontrado casos de niñas de "hasta diez años" que han sido violadas por miembros de las maras y que como consecuencia se han quedado embarazadas, "un tema, el de los embarazos de niñas como consecuencia de violación, que es un problema enorme".

Lea también: Las niñeras del Barrio 18, en San Salvador

Otro aspecto destacado por el Comité es que la "gran mayoría de los casos de violencia sexual contra niñas queda impune", y destacaron que el 90 por ciento de los abusos cometidos entre 2013 y 2016 no fueron sancionados.

Ante esta situación, el Comité pidió a El Salvador "que desarrolle e implemente los protocolos necesarios para que los trabajadores de la salud y las entidades policiales se aseguren que los casos de violaciones a niñas sean registrados, investigados, y los responsables procesados y debidamente sancionados".

En la misma línea, los miembros del Comité dicen estar "extremadamente preocupados" por los altos niveles de embarazos adolescentes", en algunos casos por abusos cometidos en la propia familia, como destacó Winter, o por relaciones no protegidas.

En este sentido, los expertos destacan la falta de acceso a anticonceptivos y servicios de salud sexual para adolescentes y "los inadecuados servicios de salud mental para adolescentes embarazadas y madres púberes".

Le puede interesar: ¿Por qué América Latina sigue casando a sus niñas?

Los expertos subrayaron que el suicidio es la causa más común de muerte entre madres adolescentes.

El Comité denunció "la insuficiente atención a los factores primigenios de los embarazos adolescentes como la pobreza, la exclusión, la discriminación y las normas patriarcales".

Asimismo, los expertos subrayaron la "limitada información" disponible para las adolescentes sobre las consecuencias del virus del Zika y "el inadecuado apoyo" a las madres con hijos nacidos con dolencias derivadas del contagio con la enfermedad.

Los miembros del Comité solicitaron en sus conclusiones la despenalización del aborto y el acceso a servicios de interrupción del embarazo para adolescentes.

Por otra parte, el Comité denunció los altísimos niveles de asesinatos y desapariciones de niños, "la mayoría de ellos cometidos por maras", y la alta impunidad en la que quedan estas crímenes.

En este sentido, los expertos denunciaron que se clasifique como terroristas a los miembros de las maras, lo que dificulta enormemente su rehabilitación.