Otra ministra le renuncia a Justin Trudeau, ¿qué está pasando?

La ministra del Tesoro de Canadá, Jane Philpott, dimitió este lunes del Gobierno del primer ministro Justin Trudeau por la "evidencia" de que la exministra de Justicia, Jody Wilson-Raybould, fue presionada para que interviniera en un caso que implica a la mayor constructora del país

Jody Wilson-Raybould, exministra de Defensa de Canadá, y quien desató el escándalo que hoy envuelve a Justin Trudeau.AFP

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, está en serios problemas. En los últimos días ya son dos las ministras que han renunciado a su Gabinete. Un mal precedente para el político que se ganó la admiración del género femenino de su país, tras nombrar a varias mujeres en su Gobierno.

¿Qué está pasando? La ministra del Tesoro de Canadá, Jane Philpott, dimitió este lunes por la "evidencia" de que la exministra de Justicia y exministra de Veteranos, Jody Wilson-Raybould, fue presionada para que interviniera en un caso que implica a la mayor constructora del país.

La inesperada renuncia de Philpott se produce 72 horas después de que el primer ministro canadiense remodelara su gabinete obligado por la dimisión de Wilson-Raybould.

Todo esto agrava la crisis del Gobierno y aumenta la presión sobre Trudeau siete meses antes de que convoque elecciones generales. 

El caso de Wilson Raybould

A principios de febrero Jody Wilson-Raybould acusó al Ejecutivo de presiones para favorecer a la mayor constructora del país. La ministra renunció el 12 de febrero y fue reemplazada por Lawrence MacAuley, uno de los diputados más veteranos del Partido Liberal (PL), de Trudeau, y antiguo ministro de Agricultura.

Ver más: El escándalo que hace tambalear a Justin Trudeau

Trudeau ya había cambiado a Wilson-Raybould de puesto el pasado 14 de enero cuando de ministra de Justicia pasó a ser la titular de la cartera de Asuntos de Veteranos, un rango menor.

Tras la destitución de Wilson-Raybould, un medio de comunicación canadiense reveló que la exministra de Justicia supuestamente se había negado a ofrecer un trato de favor a la mayor constructora del país, SNC-Lavalin, tal y como supuestamente quería Trudeau.

Destapado el escándalo de presiones, la ministra renunció y Trudeau tuvo que remodelar su gobierno el viernes pasado. 

El miércoles pasado, Wilson-Raybould declaró en el Parlamento canadiense que durante meses fue presionada por los principales asesores de Trudeau, por el propio primer ministro y por otros miembros del Gobierno para que obligara a la Fiscalía a ofrecer un acuerdo de enjuiciamiento diferido a SNC-Lavalin.

La empresa está acusada de corrupción por supuestamente pagar millones de dólares en sobornos a altos funcionarios del régimen del fallecido líder libio Muamar el Gadafi, incluido uno de sus hijos, para conseguir contratos en el país norteafricano.

A SNC-Lavalin ya se le ha vetado participar en contratos del Banco Mundial durante 10 años por pagar sobornos en Bang

El acuerdo evitaría que SNC-Lavalin fuera procesada criminalmente por el pago de sobornos, lo que impediría la posibilidad de que se le prohíba durante 10 años participar en contratos públicos en Canadá.

La oficina de ética del Gobierno ha abierto una investigación, mientras la comisión de Justicia del Parlamento estudia los hechos.

Elecciones y economía

Trudeau se ha defendido. Dijo que "mi equipo y yo siempre hemos actuado de forma apropiada y profesional. Estoy totalmente en desacuerdo con la descripción que la exministra de Justicia y fiscal general ha hecho”, dijo el Primer Ministro canadiense. “Hemos defendido y protegido empleos en Canadá. Pero siempre respetando las normas”, dijo, en un guiño a los intereses de la cúpula de SNC-Lavalin y de la sociedad de Quebec.

Ver más: El polémico feminismo de Trudeau

Y es que esta ciudad canadiense estaría en el fondo de todo. La prensa canadiense asegura que Trudeau sabe que ayudar a SNC-Lavalin es fundamental ahora que vienen las elecciones, pues Quebec es decisivo para ganar. 

Esa compañía es un símbolo industrial de Quebec que emplea a 9.000 personas en Canadá y 50.000 en todo el mundo. Si fuera declarada culpable de  pagar sobornos en un juicio tendría vetada su participación en licitaciones públicas canadienses durante 10 años. Según los analistas, Trudeau sabe que ayudar a SNC-Lavalin es fundamental de cara a los comicios, pues Quebec es un territorio electoral decisivo.

 

843175

2019-03-04T17:56:13-05:00

article

2019-03-04T17:56:13-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional

El Mundo

Otra ministra le renuncia a Justin Trudeau, ¿qué está pasando?

66

4673

4739