Otras regiones en el mundo que quieren separarse de sus Estados

Cataluña no es un caso solitario: en la historia varios territorios se han querido independizar: unos lo lograron y varios más fracasaron.

Marchas en Cataluña a favor del referéndum de independencia del 1 de octubre. AFP

No se trata de ningún fenómeno nuevo. A lo largo de la historia existían, y siguen existiendo, muchas comunidades que no se sienten identificados con los Estados a los que pertenecen. Solamente en Europa hay unos 50 movimientos independistas y en el resto del mundo son muchísimos más. Algunos están a punto de votar, otros ya decidieron y pocos lo lograron: la independencia.

Cataluña

Cataluña se convirtió en la región autónoma más mediática en reclamar la independencia, tras el choque entre la Generalitat de Cataluña y el Gobierno de España que se opuso al referéndum del 1 de octubre (1-O).  Después de casi un mes de enfrentamientos entre el gobierno de Mariano Rajoy, que puso al gobierno catalán dentro de la ilegalidad, y la respuesta de Carles Puigdemnont, presidente de la Generalitat, que dejó la decisión de independencia en manos del Parlmento catalán, finalmente ésta fue declarada. El Senado en Madrid replicó autorizando que se intervenga en profundidad el autogobierno de la región, un choque sin precedentes en la historia democrática de España.

Kurdistán

En este lugar el referéndum está a la vuelta de la esquina: se celebrará el lunes 25 de septiembre. La zona en el norte de Irak alberga unos 5 millones de personas y bordea la frontera iraní, siria y turca. En esas regiones fronterizas habitan miles de kurdos que hablan su propio idioma, el kurdo.

La constitución de Irak, firmada en el 2005, reconoce la entidad federal autónomo del Kurdistán iraquí. Pero millones de kurdos, que viven en los estados vecinos como Turquía, Siria e Irán, sueñan desde hace más de 100 años en tener su propio Estado. Pero el Tribunal Supremo iraquí declaró el referéndum anticonstitucional.

No solo el Irak, sino también los vecinos como Irán, Turquía pidieron a los kurdos que detuvieran la consulta de forma inmediata, por miedo de que la secesión podría terminar en una guerra civil. Pero también las Naciones Unidas, Estados Unidos y Alemania temen la independencia, ya que podría poner en riesgo la lucha contra el Estado Islámico.

Aunque Alemania envió armas a los Peshmerga -la rama militar de los kurdos- para luchar contra el Estado Islámico, el país germano apoya la integridad del Estado Iraquí y la capital Bagdad, según el diario alemán Die Welt. El único país, que se mostró a favor del referéndum de los kurdos, fue Israel.

Existen, sin embargo, otras regiones que votaron en el pasado, sin haber conseguido su independencia. Estas son algunas:

Escocia

En septiembre 2014, hace justo tres años, los escoceses votaron en un referéndum aprobado por el gobierno escocés y el Reino Unido sobre el futuro de su región. Cerca del 84 % de los 4.3 millones de personas con derecho a voto participaron, pero no consiguieron la mayoría simple. El NO se impuso con 55.3 %.

Sin embargo, en marzo 2017, tras el inicio del Brexit, la jefa del gobierno escocés, Nicola Sturgeon, volvió a plantear la celebración de otra consulta independentista para otoño 2018 y argumentó que las condiciones de la consulta cambiaron después del Brexit.

Además, la mayoría de los escoces quisieron permanencer en la Unión Europea. Theresa May, rechazó la propuesta. Según la primera ministra, no es el momento adecuado. La prioridad en aquel entonces era en recopilar todas las fuerzas para las negociaciones con la Unión Europea sobre el Brexit, aclaró en marzo 2017 en un comunicado en el diario Die Zeit.

Quebec

Escocia no representa la única región que quiso independizarse de la monarquía británica a lo largo de la historia. En 1931 Canadá se separó del Reino Unido. Unos 50 años más tarde, en 1980, Quebec celebró su primer referéndum para alejarse de Canadá, sin éxito.

15 años más tarde, 4,7 millones de quebequenses intentaron otra vez convertirse en un Estado independiente. La derrota fue por pocos puntos: el 50.58 % votaron en contra. Sólo 55 mil votos evitaron la soberanía en 1995.

Dos años después, quisieron celebrar otra votación, pero esa vez, el Tribunal Supremo de Canadá consideró que una declaración unilateral de independencia violaría tanto la Constitución del país como las leyes internacionales. Como consecuencia, se aprobó la ley de Claridad den el Parlamento en el 2000.

Dicha ley otorgaba el poder a la Cámara de los Comunes para anular una pregunta en el referéndum si esa violaba algunos de los principios de la ley de Caridad. Es decir, cualquier pregunta que se refiriera únicamente a la secesión de una provincia. Cualquier intento de secesión requiere, a partir de entonces, una enmienda de la Constitución canadiense.

Groenlandia

Situada al oeste de Canadá entre el océano Ártico y el océano Atlántico Norte, la isla más grande del mundo lleva años caminando hacia la independencia de Dinamarca. En Groenlandia se aprobó en 2008 un nuevo Estatuto de Autonomía que les otorga el derecho de autodeterminación. “Todo el mundo de la isla sueña con ser independiente un día”, afirmó el experto francés del Ártico Damien Dageorges en una entrevista con el diario ABC, y añadió que Groenlandia está a la vez “muy lejos de ser autosuficiente de Dinamarca, que le ayuda cada año con 450 millones de euros por prestar la soberanía”.

Sin embargo, algunos países se independizaron hace poco y son autosuficientes desde entonces. Los países reconocidos más recientes son Sudán del Sur, Kosovo, Montenegro, Timor Oriental.

Algunos países se independizaron desde hace relativamente poco y son autosuficientes. Los más recientes son Sudán del Sur (2011), Kosovo (2008), Montenegro (2006), Timor Oriental (2002).

Sudán del Sur

En el 2011 ese país en el centro de África se convirtió en la nación más joven del mundo. En el referéndum 98 % de la población votó a favor de la independencia. Sin embargo, sólo dos años después de su separación, estalló una guerra civil que provocó miles de muertos.

En una nota de prensa de las Naciones Unidas publicada el 15 de septiembre, el representante especial, David Shearer, informó que el país sufre una crisis humanitaria. Más de 4 millones de personas fueron desplazados internos en el país, 2 millones huyeron a países vecinos y unos 7.6 millones reciben ayuda humanitaria. En el país más joven del mundo se está creando la mayor crisis de refugiados en África.

También hay casos especiales, como la de la República de Crimea, que se separó de Ucrania tras el referéndum del 2014, pero la consulta no fue reconocida ni por Ucrania ni por las Naciones Unidas.

República de Crimea

La República de Crimea es una península en medio del mar Negro, que bordea en el norte con Ucrania y en el este el mar de Azov la separa de Rusia. Cuenta con una superficie parecido a la de El Salvador. El 11 de marzo 2014, se celebró la declaración de independencia de Crimea y Sebastopol, formando la República de Crimea. Unos días más tarde, se celebró un referéndum para unirse a Rusia, donde más de 80% participó y el 96 % votó a favor. Dos días después, Vladimir Putin, el presidente de Rusia, ratificó el tratado de reunificación.

Desde entonces, existe la disputa sobre la soberanía de la península: si Crimea pertenece a Rusia o Ucrania. El gobierno de Ucrania defiende que el referéndum llevado a cabo por las autoridades de Crimea fue inconstitucional. La adhesión todavía no ha sido reconocida por la comunidad internacional. Sólo once naciones apoyaron a Rusia y reconocen la unión de Crimea entre ellas son: Afganistán, Armenia, Corea de Norte, Cuba, Nicaragua, Siria, Sri Lanka, Venezuela, Abjasa, República de Nagorno Karabaj y Osetia del Sur.