Panamá: Ordenan nuevo juicio en contra del expresidente Ricardo Martinelli

Noticias destacadas de El Mundo

Un Tribunal de Apelaciones de Panamá anuló la sentencia que en 2019 absolvió al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) de cargos de espionaje.

Un tribunal de Panamá anuló la sentencia que en 2019 absolvió al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) de cargos de espionaje y corrupción durante su gobierno, y ordenó repetir el juicio contra el exmandatario, anunció la fiscalía.

Ver más: Panamá ya cuenta con una Ley General de Cultura, la “más avanzada” de América

El “Tribunal Superior de Apelaciones, por mayoría, acoge el recurso de anulación, en caso (de) pinchazos telefónicos y ordena se realice nuevo juicio a solicitud de abogados querellantes y del Ministerio Público”, publicó la fiscalía en Twitter. La decisión de anular la sentencia y repetir el juicio contra Martinelli, de 68 años, fue anunciada tras una audiencia virtual.

El órgano judicial indicó que Martinelli deberá enfrentar ahora cargos por “la presunta comisión de los delitos de interceptación de telecomunicaciones, seguimiento, persecución y vigilancia sin autorización judicial”.

Frente a la decisión del Ministerio Público, el expresidente Ricardo Martinelli dijo en su cuenta de Twitter que “Hoy entendí que seré presidente de Panamá en el 2024. Sin luchas no hay victorias”. A pesar de sus problemas judiciales, Martinelli está realizando los trámites para la creación de un nuevo partido político, con el que pretende presentarse a las elecciones de 2024.

El fallo “es algo positivo porque permite una segunda oportunidad para demostrar que este señor espió a sus adversarios políticos utilizando los recursos del Estado y violó los derechos humanos”, dijo a la AFP Mitchel Doens, una de las víctimas querellantes.

El 9 de agosto de 2019, un tribunal panameño declaró a Martinelli “no culpable” de los cargos de espionaje y malversación de fondos públicos. El exgobernante fue juzgado por presuntamente “pinchar”, entre 2012 y 2014, las comunicaciones de unos 150 opositores a su gobierno. Por este caso, la fiscalía pidió 21 años de prisión contra Martinelli

Sin embargo, el tribunal consideró entonces que se vulneró el debido proceso y que las declaraciones del testigo protegido utilizado por la fiscalía, un miembro del Consejo de Seguridad, estuvieron afectadas por “parcialidad”.

Dos subalternos del exmandatario ya habían sido condenados por este caso, por lo que la sentencia causó pesar en un país cuyo sistema de justicia está ampliamente cuestionado. “Hoy se levanta una bandera importante” en favor de la justicia, manifestó el fiscal superior, Ricaurte González.

“Aire fresco”

Martinelli fue juzgado tras su extradición de Estados Unidos, en 2018, un año después de ser detenido en Miami, donde residía desde 2015 para eludir a la justicia panameña. Ese juicio fue el primer proceso penal que enfrentó un expresidente panameño.

El exmandatario, que estuvo encarcelado de manera preventiva, estaba acusado de crear y liderar “un aparato organizado de poder” al margen del Estado para la “vigilancia y seguimiento de personas” críticas con su gestión.

“Que Martinelli pueda ser condenado es un gran avance de la justicia panameña”, señaló Doens, exsecretario general del Partido Revolucionario Democrático, opositor al gobierno de Martinelli.

“Nos sentimos con muchas esperanzas. Hoy ha sido un aire fresco para los que hemos estado luchando por mucho tiempo con el caso de los “pinchazos” y el expresidente Ricardo Martinelli”, declaró a la AFP la querellante y excandidata presidencial, Balbina Herrera.

“Segunda oportunidad”

Martinelli, un multimillonario magnate de los supermercados, ganó la presidencia en 2009 con un fuerte discurso contra la clase política y la corrupción. Pero tras finalizar su mandato la justicia panameña lo investigó por múltiples escándalos durante su administración, de la que una docena de ministros terminaron detenidos por presunta corrupción.

El expresidente enfrenta ahora cargos por supuesto blanqueo de capitales en el caso conocido como New Business, en el que se indaga la compra de un grupo editorial, posiblemente con dinero público, durante su mandato.

El nuevo fallo “genera un sentimiento de esperanza en la justicia” porque la absolución de Martinelli “generó demasiada controversia y hubo dudas en cuanto a la misma decisión”, comentó a la AFP Carlos Barsallo, presidente del capítulo panameño de Transparencia Internacional. “Es una segunda oportunidad” para la “salud del sistema y la credibilidad de la justicia”, agregó Barsallo.

Comparte en redes: