Papa Francisco nombra, por primera vez, mujeres como consultoras del Sínodo

El Sínodo, la reunión de obispos más influyente del Vaticano, abrirá sus puertas a cuatro mujeres en octubre de este año. Una respuesta de Francisco para responder a quienes piden un papel más activo de la mujer en la Iglesia.

El papa Francisco nombró a cuatro mujeres para participar en el próximo Sínodo. AFP

El Papa Francisco ha sido claro: las mujeres no pueden ser ordenadas sacerdotizas. Sin embargo, en un intento por integrar al género femenino a la institución, el Vaticano informó que cuatro mujeres se integrarán a los debates del Sínodo, el próximo mes de octubre.

El Sínodo es la reunión anual de obispos con el Papa, en la que se discuten temas claves de la Iglesia católica y se buscan soluciones pastorales que tengan validez y aplicación universal.

Estos encuentros eran a puerta cerrada y aunque el año pasado participaron algunas mujeres, esta fue una invitación de pura fachada. 

Francisco anunció que acaba de nombrar a cuatro mujeres como consultoras en la secretaría general del Sínodo de obispos, la primera vez que ocupan este cargo en la Iglesia católica.  Los consultores aportan sugerencias o respuestas y contribuyen a elaborar la documentación de estudio.

Ver más: Abuso a monjas, el otro escándalo del Vaticano

De acuerdo con el portavoz interino del Vaticano, Alessandro Gisotti, "es la primera vez que las mujeres ejercerán como consultoras en la secretaría general del Sínodo, una asamblea que reúne cada año a los obispos de todo el mundo para tratar diversas cuestiones".

Tras años de soportar en silencio abusos de todo tipo y machismo, las mujeres alzaron la voz para romper con "la cultura del silencio". La queja más grande llegó por parte de cerca de 400.000 religiosas de la Unión Internacional de las Superioras Generales (UISG), que expresaron su "profunda tristeza e indignación por las formas de abuso que prevalecen en la Iglesia".

El papa reconoció los abusos y pidió perdón por ellos. "Es verdad. Dentro de la Iglesia ha habido sacerdotes y obispos que han hecho eso. Y yo creo que todavía se hace", señaló el pontífice. "Desde hace tiempo estamos trabajando en esto. Hemos suspendido a algunos clérigos [...] ¿Hay qué hacer algo más? Sí. ¿Tenemos la voluntad? Sí. Pero es un camino que viene de lejos".

Sínodo, primer paso

El próximo Sínodo tendrá lugar en octubre de 2019 y está centrado en la evangelización y protección del Amazonas y de sus poblaciones indígenas, mientras que los últimos han tratado sobre temas como los jóvenes, las vocaciones sacerdotales o la familia. 

La secretaría general es una institución permanente vaticana que se encarga de preparar la asamblea del Sínodo y de aplicar sus conclusiones y, para ello, se vale de distintos consultores. 

Ver más: El papa desea mayor presencia de las mujeres en la Iglesia

Ahora Francisco ha nombrado a un total de seis personas que ayudarán al secretario del Sínodo, el cardenal italiano Lorenzo Baldisseri, y de ellos cuatro son mujeres y dos hombres: estos son los reverendos Giacomo Costa y Rossano Sala. 

Las mujeres son Nathalie Bacquart, exdirectora del Servicio Nacional para la Evangelización de los jóvenes y las vocaciones de la Conferencia Episcopal francesa, y Alessandra Smerilli, docente de Economía en la Pontificia Facultad de Ciencias de la Educación. 

También la religiosa española María Luisa Berzosa González, directora de la federación "Fe y Alegría", que se encarga de la educación de los más desfavorecidos y la inclusión social, y Cecilia Costa, profesora de Sociología en la Universidad Roma Tre. 

El último sínodo fue en octubre de 2018 y el debate se centró en los jóvenes y el discernimiento vocacional. Entonces, unas mujeres participaron, pero de manera marginal, pues no tenían derecho a voz ni voto. Esta vez tendrán voz.