Papa Francisco se reúne con víctimas de abusos sexuales por religiosos en Chile

Casi 80 miembros de la Iglesia abusaron de menores en el país desde el año 2000, según una lista publicada por la ONG estadounidense Bishop Accountability.

El papa Francisco en su visita a al Centro Penitenciario de Mujeres San Joaquín, en Santiago de Chile.AFP / Osservatore Romano

El papa Francisco se reunió este martes en Chile con un pequeño grupo de víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes, informó el portavoz del santo padre.

"El Santo Padre se ha reunido hoy en la Nunciatura Apostólica de Santiago de Chile, después del almuerzo, con un pequeño grupo de víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes", reza un comunicado enviado por el Vaticano, en el que precisa que sólo participaron en el encuentro las víctimas y el santo padre.

Las víctimas "han podido contar sus sufrimientos al papa Francisco, que les ha escuchado y ha rezado y llorado con ellos", agrega el comunicado. Le puede interesar: ¿Por qué Chile no quiere al papa?

La identidad de los participantes se revelará si estos quieren hacerlo público, agregaron las fuentes del Vaticano que convocaron una conferencia de prensa para dar a conocer esta información.

En dos ocasiones durante su primer día de visita oficial a Chile, el papa argentino habló de la "vergüenza" y el "dolor" que siente por los abusos sexuales perpetrados por el clero contra menores.

"No puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia", dijo el papa ante las autoridades del país en La Moneda, suscitando los aplausos de los asistentes.

Más tarde, en un encuentro con religiosos en la catedral de Santiago, Francisco los instó a tener "la valentía de pedir perdón". Lea más: Los escándalos sexuales persiguen al papa Francisco

"Sé que a veces han sufrido insultos en el metro o caminando por la calle; que ir vestido de cura en muchos lados se está pagando caro", dijo el papa, visiblemente preocupado por este asunto que no solo mancilla la imagen de la Iglesia sino que está produciendo una desconfianza galopante de los chilenos en la institución.

En Chile, casi 80 religiosos abusaron de menores desde 2000, según una lista distribuida la semana pasada por la ONG estadounidense Bishop Accountability.

En los últimos días se ha intensificado la presión al pontífice, que prometió al inicio de su papado hace casi cinco años tolerancia cero con los abusos, para que se castigue a los culpables y a los encubridores y se destierre esta lacra que tantas víctimas ha causado en todo el mundo.