Perú aguarda a Francisco entusiasta en lo religioso y convulso en lo político

En Perú se espera que los temas alrededor de los que gire su visita sean la defensa del medio ambiente y los indígenas.

AFP

El papa Francisco llegará este jueves a un Perú entusiasmado en su fervor religioso y en donde se espera un seguimiento masivo de su visita apostólica, y que, por otro lado, confía en que la visita sirva para atenuar la convulsa situación política que vive el país y que afecta tanto al Gobierno como a la oposición.

Una gran expectativa rodea el viaje de Jorge Mario Bergoglio a Perú, la segunda escala internacional de su sexto viaje por América Latina y a donde llegará tras su paso por Chile. (Lea también: Le tiraron un periódico al papa Francisco en su visita a Chile).

Tanto las autoridades como la ciudadanía se han volcado para recibir al líder de la Iglesia Católica y en convertir en un éxito una visita apostólica de tres días centrada en reafirmar la defensa del medio ambiente y los indígenas, así como en incidir en la santidad de los creyentes.

El mayor ejemplo de este fervor son los cálculos hechos hoy mismo por el propio presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, quien estimó que un millón y medio de personas acudirá el próximo domingo a la misa con la que Francisco cerrará su visita al país en la base aérea de Las Palmas de Lima. (Lea también: Los escándalos sexuales persiguen al papa Francisco).

Otro ejemplo de la popularidad del viaje lo constituye los más de dos millones de camisetas y gorros con mensajes de bienvenida al religioso argentino, que los responsables del emporio textil limeño de Gamarra confían que se venderán entre el 18 y el 21 de enero.

No se espera, por tanto, que haya ningún movimiento masivo contra la visita, aunque sí habrá reclamos de víctimas de abusos sexuales por parte del clero, tal y como sucedió en el inicio de la visita de Francisco a Chile.

Precisamente, el papa ordenó intervenir la organización católica peruana Sodalicio de Vida Cristiana justo antes de emprender este viaje a la región, en respuesta a las graves denuncias de abusos cometidos por su fundador, Luis Fernando Figari, quien reside en Roma.

El viaje del pontífice llega, eso sí, en una situación complicada para la clase política peruana, marcada por el escándalo de corrupción de la compañía brasileña Odebrecht y por el polémico indulto que Kuczynski otorgó al exmandatario Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión por violaciones a los derechos humanos durante su mandato (1990-2000).

Kuczynski, cuya permanencia en el cargo estuvo en entredicho hace menos de un mes a instancias del partido opositor fujimorista Fuerza Popular, también se ha expresado pidiendo que la visita "ponga nuevamente en el camino de la paz y el diálogo" a los peruanos.

La crisis política obligó a Kuczynski a reformar su gobierno y pedir por la "reconciliación", algo que no parece haber arrancado con buen pie, ya que las críticas no han cesado.(Lea también: Papa Francisco invitó a los pobres al circo y los animalistas protestaron).

Esa necesidad de paz y diálogo no solo afecta al gobierno con la oposición, sino también a los propios fujimoristas, cuyas dos principales figuras, los hijos del expresidente Fujimori, Keiko y Kenji, están cada vez más enfrentados y el partido amenaza con escindirse.

Kuczynski tiene planeado asistir a las actividades que cumplirá el papa en Puerto Maldonado, Trujillo y Lima, y además mantendrá el viernes por la tarde un encuentro privado con él en el Palacio de Gobierno de la capital peruana.

Más allá de estos temas, la visita de Francisco incidirá en los temas ya previstos, como la situación y los problemas de los pueblos indígenas, que se afrontarán particularmente en el desplazamiento que el papa hará a Puerto Maldonado, en el corazón de la selva amazónica.

El cambio climático y las amenazas ambientales, otro de los ejes del viaje, atenderán en la norteña ciudad de Trujillo, azotada el año pasado por los embates del fenómeno del Niño Costero, en la que Francisco visitará el barrio de Buenos Aires, devastado por las inundaciones.

últimas noticias