Perú pide nuevamente en extradición a expresidente Toledo por caso Odebrecht

La fiscalía anticorrupción de Perú presentó esta semana ante un juez una acusación por lavado de activos en contra del expresidente Alejandro Toledo, refugiado en Estados Unidos, en un caso vinculado al escándalo de corrupción de Odebrecht.

Alejandro Toledo, expresidente de Perú (2001-2006) acusado de corrupción. AFP

La Fiscalía de Perú formalizó este lunes una nueva acusación y pedido de extradición contra el expresidente peruano Alejandro Toledo (2001-2006), por el delito de lavado de activos en el marco del caso Ecoteva, una presunta operación de blanqueamiento de dinero a través de la compra de inmuebles.

(Le puede interesar: ¿Dónde está el expresidente peruano Alejandro Toledo?)

La denuncia es la segunda que acumula Toledo luego de haber sido imputado por corrupción por presuntamente haber recibido 20 millones de dólares de parte de Odebrecht para que le otorgara la licitación de la construcción de la carretera Interoceánica, que une Perú con Brasil. Ecoteva era el nombre de una firma 'offshore' abierta en Costa Rica para presuntamente lavar el dinero de dicho soborno, y con el que el exgobernante habría comprado varias propiedades.

Según informó la Fiscalía en su cuenta de Twitter, la acusación fue presentada por el coordinador fiscal del equipo especial para el caso Lava Jato, Rafael Vela, e incluye además a la esposa de Toledo, Eliane Karp; a su suegra, Eva Fernenbug; a su exjefe de seguridad, Avraham Dan On y a su hijo Shai Dan On; así como al abogado David Eskenazi, exapoderado de Fernenbug.

(En contexto: Fiscalía peruana investigará a expresidentes Kuczynski, García y Toledo por caso Odebrecht)

La acusación se basa en la información proporcionada por el empresario Josef Maiman, examigo íntimo de Toledo, quien declaró en Israel en marzo pasado ante los fiscales del caso Lava Jato, en el marco de la colaboración eficaz (delación premiada) a la cual se acogió.

En el interrogatorio, Maiman confirmó que fue él quien recibió, a través de sus empresas, el dinero con el cual Odebrecht presuntamente sobornó a Toledo para ganar la concesión de la carretera interoceánica del sur, que atraviesa el sur peruano, desde el océano Pacífico hasta la frontera con Bolivia y Brasil.

Además, Maiman entregó a la Fiscalía detalles de cómo hizo llegar el dinero al expresidente Toledo.

Toledo, quien permanece prófugo de la Justicia en Estados Unidos, país donde reside junto a su esposa Karp, afronta ya una orden de prisión preventiva y pedido de extradición por presuntamente haber recibido coimas de la empresa Odebrecht.

(Ver más: El fiscal que desató la tormenta en Perú)

Pese a que Toledo aseguró en abril pasado que Maiman mintió a los fiscales peruanos, la Fiscalía peruana ha recopilado los indicios que apuntan a que los sobornos reconocidos por Odebrecht terminaron presuntamente en manos de Toledo a través de un entramado de empresas en distintos países.

Los sobornos a Toledo saltaron a la luz a inicios de 2017, momento en que la Justicia peruana dictó 18 meses de prisión preventiva contra el exmandatario y una orden de captura internacional.

El caso Odebrecht consiste en los millonarios sobornos que la compañía reconoció a la Justicia estadounidense haber pagado en una docena de países de Latinoamérica a cambio de grandes contratos en obra pública. En Perú la empresa también hizo donaciones irregulares a las campañas electorales de los candidatos a la Presidencia.

(Puede leer:Perú: una historia de presidentes caídos en desgracia)

Por ello también están imputados los expresidentes Ollanta Humala (2011-2016), que ya pasó nueve meses en prisión preventiva, y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), al que recientemente se le ha dictado prisión preventiva por 36 meses, mientras que Alan García (2006-2011) se suicidó la pasada semana cuando lo iban a detener.

Asimismo, la líder opositora Keiko Fujimori permanece en prisión provisional desde noviembre del año pasado por presuntamente ocultar donaciones de Odebrecht a sus campañas