Jorge Barón: 50 años haciendo el Show... de las Estrellas

hace 7 horas

Piñera también “salió regañado” por EE.UU., ¿la nueva política de la amenaza?

El gobierno de Estados Unidos parece estar implementando una nueva estrategia para mantener a sus aliados en la región. Primero, el mandatario norteamericano criticó la labor de su homólogo colombiano, Iván Duque, en materia de drogas. Ahora, el "regaño" fue para Sebastián Piñera, presidente de Chile, por su visita a China (rival tecnológico y comercial de EE.UU.).

Sebastián Piñera, presidente de Chile. EFE

A finales de marzo, el mandatario norteamericano, Donald Trump, criticó al gobierno de Colombia y a su jefe de estado, Iván Duque, por “no hacer nada” frente al aumento del ingreso de drogas a Estados Unidos desde que llegó a la presidencia. Además, aseguró que el país enviaba criminales a la frontera norteamericana. Ahora, miembros de su gabinete lanzan una lluvia de críticas frente a otros gobiernos de la región, como Chile. ¿Se trata de una nueva forma de ejercer presión sobre sus aliados por parte de Estados Unidos?

“A Colombia nadie le tiene que dictar lo que debe hacer, porque Colombia es un país que sabe cooperar internacionalmente”, respondió entonces el presidente Iván Duque ante las críticas de su homólogo norteamericano, en un momento de tensión en las relaciones binacionales.

(Puede leer: Trump sobre el presidente Duque: "No ha hecho nada por nosotros" )

La disputa, que caldeó los ánimos, puso de manifiesto el difícil problema de ser aliado de Donald Trump, quien, desde que asumió en la Casa Blanca en ener de 2017 ha dejado claro cuáles son sus prioridades: “No voy a tolerar que ningún aliado se aproveche de los estadounidenses. Estoy dispuesto a revisar los acuerdos suscritos y a romperlos o suspenderlos si es necesario”, dijo. Y así lo ha hecho.

Esta vez, el turno fue para su otro gran aliado en la Latinoamérica, Sebastián Piñera, presidente de Chile, quien fue criticado por el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, por su visita a China que tendrá lugar esta semana.

 

 

“China tiene actividades comerciales que están conectadas con un objetivo de robar propiedad intelectual, desarrollos tecnológicos”, aseguró Pompeo, quien también se refirió a la posible visita del presidente chileno a la compañía Huawei, su principal rival en tecnología de red 5G, con la que piñera espera realizar un proyecto en el extremo sur del país.

Las declaraciones de Pompeo no cayeron bien en el país. Através de una declaración pública, el Foro Permanente de Política Exterior de Chile, conformado por figuras de oposición, exministros y exparlamentarios, expresó su “repudio a las improcedentes declaraciones del Secretario de Estado de los EE.UU., amenazando al país con represalias por el desarrollo de las buenas y significativas relaciones comerciales y políticas entre Chile y la República Popular China, a pocos días del viaje del presidente Piñera a dicho país”.

(Le puede interesar: ¿Qué hay detrás del conflicto entre Huawei y Estados Unidos? )

Finalmente, el mandatario chileno decidió que no visitaría las instalaciones de Huawei, aunque sí se reunirá con algunos de los ejecutivos de esta y otras compañías chinas. ¿Funcionó la estrategia de Estados Unidos?

"A Chile nadie lo pautea, eso es muy claro. Chile escucha, atiende, dialoga con los países, y toma después sus decisiones, y esa es la posición del Presidente Sebastián Piñera. Lo segundo es que nunca ha estado dentro del programa del Presidente la visita al centro de Huawei", respaldó el canciller chileno, Roberto Ampuero.

Lo cierto es que, pese a las críticas del gobierno de Trump, son más los chilenos que prefieren comenciar con China que con Estados Unidos. Eso reveló la última encuesta publicada la consultora Plaza Pública Cadem: un 51 % de los chilenos creen que a su país le conviene profundizar sus relaciones comerciales con China, frente al 25 % que opina que la prioridad debe ser con Estados Unidos.