Pocos acuerdos: el resumen del primer día del G20 en Argentina

Los líderes de las mayores economías del mundo se reunieron hoy en Buenos Aires, en el marco de la cumbre del G20, estos fueron los momentos más importantes de la jornada.

Foto grupal de los líderes que participan del G20 y sus acompañantes.AFP

El foro, que reúne hasta el sábado a las 2 economías más potentes y emergentes del planeta que estuvo marcado por el conflicto entre Rusia y Ucrania, la “guerra comercial” entre Estados Unidos y China, y el asesinato del periodista saudita, Jamal Khashoggi.

"En el G20 más al sur que se haya organizado -es la primera vez en Suramérica- los invito que demos un mensaje claro al mundo de que aquí juntos podemos marcar un horizonte de desarrollo, con responsabilidades compartidas, un fuerte compromiso con igualdad de género y unidos en la diversidad", señaló en el discurso de apertura de la cumbre el presidente de Argentina y anfitrión, Mauricio Macri.

Entre sus invitados más polémicos se encontraban el presidente ruso, Vladimir Putin; el mandatario chino, Xi Jinping; al príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán; y al presidente norteamericano, Donald Trump. Cada uno a su manera tratará de dejar su particular marca en una cita para la que se atisban dificultades de lograr consensos.

(Ver más: Los momentos incómodos de la cumbre del G20 en Argentina)

Durante la jordana, Putin mostró su espíritu combativo al denunciar las “prácticas viciosas” de las “sanciones unilaterales” y del proteccionismo comercial, mostrándole su cara menos amable a Trump, quien horas antes de su viaje canceló la cita que ambos mandatarios habían fijado.

Esta anulación del encuentro también ocurre en medio de las nuevas revelaciones en la investigación sobre la presunta injerencia de Rusia en la campaña electoral norteamericana de 2016. Por lo que Trump prefirió mantenerse distanciado de su homólogo ruso.

Al llegar al posado, Donald Trump pasó junto a Bin Salman y Putin sin detenerse a saludar, una actitud que no pasa desapercibida en un escenario internacional tan complejo como el actual, donde los hombres más poderosos del mundo parecen no tener pelos en la lengua, aunque no hablen entre sí.

(Ver más: G-20: ¿Un nuevo papelón argentino?)

Sea por descuido o por dar un sutil mensaje, Washington también dio la nota a la hora de la firma, en el marco de la cita del G20, del importante nuevo acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá.

La llegada de Bin Salman también fue una de las más esperadas, ya que es la primera vez que el príncipe heredero sale de su país tras las acusasiones que lo implican en el asesinato del periodista saudita, Jamal Khashoggi.  En un breve intercambio, Macron expresó a Salmán el deseo de los europeos de que expertos internacionales participen en la investigación del asesinato del periodista. También hablaron sobre "la necesidad de una solución política" en el conflicto de Yemen, según la presidencia francesa.

La primera ministra británica, Theresa May, anunció de su parte que tendrá una reunión con Salmán en la que abordará tanto el crimen de Khashoggi como la guerra en Yemen, país donde millones de personas están al borde de la inanición, en lo que Naciones Unidas ha calificado como la peor crisis humanitaria del mundo.

(Ver más: Siria, Yemen y Ucrania, entre los temas calientes del G20)

Por otro lado, pese a la tensa relación comercial entre Estados Unidos y China, el mandatario estadounidense afirmó ver “buenas señales” en las futuras relaciones de ambos países. Los dos jefes de Estado se reunirán el sábado cerca al cierre del evento.

Frente a esto, Sebastián Piñera, presidente de Chile, abogó por terminar con las "guerras comerciales", al considerar que el mundo necesita un "comercio libre y abierto" que permita "recuperar la capacidad de crecer y de crear trabajos".

"Espero que las conversaciones entre Estados Unidos y China permitan hoy día, mañana o lo antes posible una buena noticia para el mundo, que es que se pongan de acuerdo en terminar con la guerra comercial y la guerra tarifaria, resolver las diferencias y volver por el camino del libre comercio", añadió.

Asimismo, Estados Unidos y Argentina firmaron hoy un acuerdo sobre seguridad en la aviación y otro sobre cooperación en materia de infraestructuras y energía, en los márgenes de la cumbre, y conversaron sobre las “preocupaciones generales que se tienen, particularmente con Venezuela”.

(Ver más: Hoy termina la Cumbre del G20 en Argentina)

El presidente de EE.UU., por su parte, reiteró hoy su interés en mantener una segunda cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, pero acordó con los líderes de Corea del Sur y de Japón mantenerse firmes en la aplicación de las sanciones mientras Piongyang no avance en la desnuclearización.

Otro de los puntos centrales que esperan ser debatidos en la cumbre es el del cambio climático. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, pretende incluir en los primeros puntos de la agenda el calentamiento global, pero a Trump parece no importarle para nada.

La canciller alemana, Angela Merkel, logró finalmente llegar a la capital argentina a mitad de la tarde, tras los problemas técnicos del avión en el que viajaba. Due cista por primera vez en el Teatro Colón, en donde los asistentes a la cumbre culminaron la jornada con una cena y un espectáculo cultural.

Durante dos días, los líderes de las 20 principales economías desarrolladas y emergentes del mundo debaten sobre las tres prioridades marcadas por Argentina: el futuro del trabajo, la infraestructura para el desarrollo y la alimentación sostenible, aunque la agenda está abierta.

Entre tanto, organizaciones y movimientos sociales se manifestaron en el centro de la ciudad en contra de los mandatarios.

826796

2018-11-30T22:18:01-05:00

article

2018-11-30T23:53:08-05:00

alagos_86

none

-Redacción Internacional con información de agencias

El Mundo

Pocos acuerdos: el resumen del primer día del G20 en Argentina

63

6381

6444