Policía en EE. UU. arrestó y usó gas pimienta contra niña de nueve años

Noticias destacadas de El Mundo

Un nuevo caso de indignación por violencia policial y racismo en Estados Unidos: miembros de la policía de Rochester, Nueva York, esposaron a una menor de edad afroamericana de nueve años y la rociaron con gas pimienta. Así justifica la institución su actuación.

Una niña de nueve años fue esposada y rociada con gas pimienta por agentes de policía que llegaron a la residencia familiar en Rochester, estado de Nueva York, tras recibir informes de “problemas familiares”, según informó el subjefe de policía de esa localidad, Andre Anderson.

“Dos videos de cámaras corporales del incidente publicados por el departamento de policía el domingo muestran a oficiales que restringen a la niña, la esposan e intentan meterla en la parte trasera de un vehículo policial mientras se la escucha llorar repetidamente y llamar a su padre”, relata la cadena CNN.

Le puede interesar: El debate por los videos de brutalidad policial

Luego se ve a los oficiales rociando pimienta a la niña después de que ella no sigue las órdenes para poner los pies dentro del automóvil. El video de la cámara corporal de uno de los agentes muestra a la niña llorando repetidamente por su padre, mientras los agentes la inmovilizan físicamente. Se la ve gritando antes de que su cabeza sea apoyada contra el suelo cubierto de nieve y sea esposada. Se produce una lucha entre la niña y los oficiales cuando intentan meterla en la parte trasera de un vehículo policial.

La policía justificó sus acciones asegurando que tuvieron que tuvieron que actuar así para garantizar la seguridad de la niña, que dicen, sufría una crisis mental y amenazaba con matar a su madre y suicidarse.

La alcaldesa de Rochester, Lovely Warren, condenó el uso de la fuerza contra los niños y prometió una investigación interna sobre las prácticas de los policías de la ciudad. “Tengo un niño de 10 años. Es un niño, es un bebé. Como madre, este video no es algo que una quiere ver”, dijo el domingo durante una rueda de prensa.

Le puede interesar: Policía en EE. UU., ¿hora de rendir cuentas?

La policía de Rochester ya ha sido acusada de actos violentos contra ciudadanos negros. El mes pasado fue el caso de Daniel Prude, quien entró en coma tras ser detenido, luego de que la policía le puso una capucha de tela en la cabeza. Según el informe policial Prude también sufría una crisis mental en el momento de sus arresto.

De acuerdo con reportes de prensa, a los oficiales se les dijo que la menor de edad era “suicida”, según explicó Anderson. “La menor trató de huir de los oficiales y el video publicado por la propia policía muestra a un oficial persiguiéndola e intentando brindarle asistencia”, señala la policía de Rochester.

Desde mayo del año pasado, tras la muerte de George Floyd, un ciudadano afrodescendiente que murió luego de que un policía apretara su cuello con su rodilla en un arresto en Minneapolis, se desataron en el país protestas por racismo y abuso policial en Estados Unidos.

Le puede interesar: EE. UU., vivir con la rodilla al cuello

Comparte en redes: