Por los derechos de los leprosos

La Organización de Naciones Unidas creó un mandato para defender a las personas y familias afectadas por esta enfermedad.

Hay 16 millones de enfermos de lepra en el mundo, según la OMS.123rf

¿Creía usted que la lepra se había erradicado? Una reciente encuesta reveló que la mayoría de personas en el mundo piensa que esta es una enfermedad que ya no se presentaba. Algo del pasado. Sin embargo, según las cifras oficiales procedentes de 138 países de 6 regiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prevalencia registrada mundial de la lepra a finales de 2015 era de 176 casos, y ese mismo año se notificaron aproximadamente 211.973 nuevos casos.

Entre otros países en donde existe la enfermedad están Angola, Bangladesh, Brasil, República Dominicana, China, Etiopía, Filipinas, India, Indonesia, Madagascar, Mozambique, Myanmar, Nepal, Nigeria, República Democrática del Congo, República Unida de Tanzanía, Sri Lanka, Sudán y Sudán del Sur. 

La lepra, de acuerdo con la OMS, es una enfermedad infecciosa crónica causada por un bacilo que afecta principalmente a la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias altas y los ojos. Se puede curar y si se trata en las primeras fases se puede evitar la discapacidad. La enfermedad puede tardar en aparecer más de cinco años y para contagiarse se necesita estar cerca del enfermo durante años y de forma prolongada.

Desde 1995, la OMS proporciona gratuitamente a todos los enfermos leprosos del mundo, que se calcula en 16 millones de pacientes, el tratamiento multimedicamentoso, que es una opción curativa muy eficaz para todos los tipos de lepra. 

"La eliminación mundial de la lepra como problema de salud pública (por eliminación de la lepra como problema de salud pública se entiende conseguir una tasa de prevalencia registrada de menos de 1 caso por 10 000 habitantes) se alcanzó en el año 2000. A lo largo de los últimos 20 años, se ha tratado con el tratamiento multimedicamentoso", explica la OMS en su página web. 

Lo no cambia es la estigmatización de quien sufre esta enfermedd. Por eso el Consejo de Derechos Humanos de la ONU adoptó por unanimidad el nombramiento de un relator especial para la eliminación y la discriminación contra las personas afectadas por la lepra y sus familiares.

En la trigésimo quinta sesión del Consejo, los Estados aprobaron por unanimidad y sin necesidad de votar el mandato para un experto independiente cuya tarea será defender los derechos de los leprosos, por un periodo de tres años. 

El titular del mandato deberá seguir e informar sobre los progresos logrados y las medidas que los Estados ponen en marcha para eliminar de raíz la discriminación que sufren los enfermos de esta patología, contagiosa si los pacientes no reciben tratamiento o éste es inadecuado.

Asimismo, este relator tendrá la obligación de identificar y promover buenas prácticas sobre el tratamiento de la lepra e informar anualmente de sus investigaciones y hallazgos ante el Consejo de Derechos Humanos.

"La milenaria estigmatización de la enfermedad sigue siendo un obstáculo para que el propio paciente informe sobre la enfermedad y se beneficie de un tratamiento temprano. Hay que cambiar la imagen de la lepra a nivel mundial, nacional y local. Es imprescindible crear un nuevo entorno en el que los pacientes no duden en buscar atención para obtener un diagnóstico y tratamiento en cualquier centro sanitario, garantizando la inclusión y evitando toda discriminación", pide la OMS.

...
 

Temas relacionados

 

últimas noticias