Por primera vez una mujer transgénero aspirará a ser gobernadora en Estados Unidos

Los demócratas hicieron historia al elegir en las primarias del estado de Vermont a Christine Hallquist, una ejecutiva de une electrificadora, como la primera candidata transgénero a una Gobernación en ese país.

Christine Hallquist hizo su transición de género en 2015.Tomada de Twitter @christineforvt

Christine Hallquist ganó el martes la nominación como candidata del Partido Demócrata a la gobernación del estado de Vermont, un paso más cerca de convertirse en la primera gobernadora transgénero de Estados Unidos.

"Esta noche, hicimos historia", dijo la Sra. Hallquist, dirigiéndose a sus electores en una fiesta nocturna de elección en la ciudad de Burlington. "Estoy muy orgullosa de ser la cara de los demócratas esta noche", agregó.

La candidata obtuvo un 48,1 por ciento de los votos en unas primarias que llamaron la atención del país por su particularidad. La mujer venció a otros tres demócratas, uno de ellos un joven de 14 años, Ethan Sonneborn, que logró un nada despreciable 8,2 por ciento.

Puede leer: Repostero que se negó a hacer pastel para boda gay ganó juicio

La elección de Hallquist se convirtió en un hito notable, incluso para un año electoral ya dominado por una gran cantidad de candidatas mujeres y un número récord de aspirantes que se identifican como parte de la comunidad LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersexuales o queer).

"La victoria de Christine es un momento decisivo en el movimiento por la igualdad trans y es especialmente notable dado lo pocos que son los funcionarios electos en cualquier nivel del gobierno", dijo Annise Parker, directora ejecutiva de la organización Victory Fund, que entrena y apoya a los candidatos homosexuales y transgénero, en un comunicado el martes por la noche. 

En su declaración, Victory Fund destacó que la elección de Hallquist poco tuvo que ver con su condición sexual, sino por sus propuestas y posturas políticas. "Los votantes de Vermont eligieron a Christine no por su identidad de género, sino porque es una candidata abierta y auténtica con una larga trayectoria de servicio al estado, y que habla sobre los asuntos más importantes para los votantes", dijo Anise Parker.

Le puede interesar: El temor a ser gay en la era Trump 

Pero Hallquist aún enfrenta una batalla cuesta arriba de cara a las elecciones generales. La candidata se enfrentará al republicano Phil Scott, que ya ocupa la gobernación de Vermont (noreste) desde 2016. Aunque Vermont es un estado históricamente demócrata y progresista, han pasado más de 50 años, desde 1962, que el estado no reelige a su actual gobernador. 

De acuerdo con medios estadounidenses, la victoria de Hallquist, al menos si se hiciera el día de hoy, sería bastante "difícil", como lo anotó The New York Times, pues el gobernador cuenta con imagen favorable no solo entre los republicanos, sino también entre los demócratas. Sin embargo, la candidata podría aprovechar la bajada de popularidad que sufrió el gobernador Scott entre sus votantes republicanos, cuando este año aprobó una serie de medidas para controlar el porte de armas en su estado, una propuesta celebrada por los demócratas. 

Antes de postularse para gobernadora, Christine Hallquist pasó 12 años como directora ejecutiva de Vermont Electric Cooperative, una empresa eléctrica del estado a la que ella ayudó a traer de vuelta casi de la quiebra. Su transición de género tuvo lugar en 2015, mientras estaba al frente de la compañía, y fue el tema de una película documental hecha por su hijo.

Le puede interesar: ¿Por qué Estados Unidos construye un centro de detención para transexuales?

En 2015, "Christine tomó la decisión, después de años de mantenerlo oculto, de transformarse en su verdadero yo, una mujer transgénero, convirtiéndose en la primera líder empresarial del país en hacer la transición mientras estaba en el cargo", según el sitio web de su campaña.

Sin embargo, más allá de su identidad de género, que según ella le ayudó a entender el difícil camino que enfrentan los trans en la sociedad, la candidata enfocó sus propuestas en garantizar el acceso de internet a las zonas rurales del estado, mitigar el cambio climático y garantizar un cubrimiento universal del programa de salud Medicaid, que subsidida los costos de los tratamientos médicos a personas con bajos recursos.

Recientemente, una encuesta reveló que solo el 18 por ciento de los encuestados demócratas afirmó tener una opinión favorable de Hallquist, y que el 55 por ciento de los consultados aún no sabía quién era ella. Sin embargo, con la confirmación de su nominación se espera que esto cambie, pues al ser la primera mujer trans en aspirar a una gobernación, todos los ojos de Estados Unidos estarán puestos en los resultados de las elecciones en Vermont, que se realizarán el próximo 6 de noviembre.

Puede leer: Jueza contradice a Trump y permite a transexuales alistarse en el ejército 

Vermont es un estado históricamente progresista. En el año 2000 se convirtió en el primero en la nación en establecer uniones civiles, por lo que la identidad de género de Hallquist pareció desvanecerse en el contexto de muchos votantes. De hecho, Deborah Billado, presidenta del Partido Republicano del estado, sugirió que su condición sexual no será "relevante" en las elecciones generales.

"Estamos hablando de dos seres humanos que se postulan para una oficina", dijo Billado a The New York Times, refiriéndose a la campaña que enfrentara a Christina Hallquist con Phils Scott. "Creo que eso es lo más lejos que debe ir esta conversación".

806235

2018-08-15T08:25:28-05:00

article

2018-08-15T08:28:57-05:00

alagos_86

none

redacción internacional

El Mundo

Por primera vez una mujer transgénero aspirará a ser gobernadora en Estados Unidos

84

7459

7543